Escrito por Lecturas Politicas

La Nueva Constitución de 1917

  

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos cumplió 99 años de haber sido creada por el Congreso Constituyente que se dio cita en la Ciudad de Querétaro por convocatoria de Venustiano Carranza.A casi 100 años de distancia, las inquietudes en torno a la máxima norma de nuestro país se incrementan. Pululan las voces especializadas sobre la necesidad de revisar a fondo este documento legal para darle una oxigenación que esté acorde a los nuevos tiempos pero, también hay otras opiniones de que no es necesario puesto que la Constitución de nuestros días no es la misma a la que se redactó en Querétaro hace 99 años pues ha sido sometida a arduas sesiones de ingeniería constitucional. 

Coincido con la segunda tendencia de opiniones, dado que pese a que el poder reformador de la Constitución es restringido, pareciera que no lo es, pues ha sufrido más de siete centenas de modificaciones que han cambiado radicalmente su espíritu de 1917. Esto lo podemos identificar en cuatro aspectos relevantes: 
SE DESVANECIÓ EL ESPÍRITU JUARISTA

Los pensadores y revolucionarios del Siglo XIX, quisieron preservar en la Constitución del 17 el espíritu liberal con la que estuvo impregnada la del 57, dándole supremacía a los derechos del hombre, denominándolos garantías individuales y sobretodo, haciendo énfasis en la laicidad del Estado Mexicano, resaltando su separación de la Iglesia Católica.

Hoy las garantías individuales pasaron a llamarse derechos fundamentales por la presión de los organismos internacionales para que los Tratados de la materia tuvieran vigor en nuestro país, alterando sustancialmente los modelos de impartición de justicia y el tratamiento a las personas; gracias a esta modificación las personas del mismo sexo pueden contraer matrimonio y se puede consumir marihuana siempre y cuando no se afecte a las demás personas, por citar lo más sobresaliente.

Carlos Salinas de Gortari le quitó los candados jacobinos a la Constitución, abriendo las puertas a todas las religiones, especialmente la católica y por ello es que sus jerarcas han influido libremente en la política mexicana y ahora, estamos a la espera de los mensajes que nos traiga el Papa Francisco y sobre todo, que repercutan en la toma de las decisiones de nuestros representantes populares.
SE HICIERON JIRONES LAS BANDERAS DE LA REVOLUCIÓN 

La Constitución de 1917 llamó la atención del concierto internacional debido a que fue la primera en su tipo en incluir los derechos sociales. Consagró las demandas que derivaron del movimiento armado de 1910 como fueron la tenencia de la tierra para quien la trabaje; la dignidad de los trabajadores con jornadas y salarios justos así como la no reelección de los gobernantes.

A 99 años de distancia, vemos que el régimen de la tierra se modificó severamente, para lo cual fue artífice Maximiliano Silerio Esparza; el tema laboral cambió con el pretexto de la globalización y la productividad así como en poner en igualdad de circunstancias al trabajador y al patrón y, se estableció la reelección para legisladores e integrantes de los ayuntamientos, lo cual pudiera ser el primer paso para que sigan los gobernadores y reinstalarla en la Presidencia de la República.
SE EXTIRPÓ EL SOCIALISMO CARDENISTA

Todo lo que hay en México es de y para los mexicanos y el Estado debe de proveer los bienes nacionales de manera igualitaria, fue uno de los principios de la visión cardenista que se fijaron en el texto constitucional. En la línea del tiempo podemos darnos cuenta que esto cambió significativamente, pues el patrimonio de la Nación se ha ido concesionando a grandes consorcios sobre todo extranjeros; lo más reciente lo vemos en la extracción, procesamiento y comercialización del petróleo así como en la generación y suministro de energía eléctrica.

Las minas, bosques, playas, espectro aéreo y demás, son bienes explotados por grandes empresas extranjeras y no descartemos que las aguas se incorporen próximamente a este catálogo.
¿INGENIERÍA CONSTITUCIONAL?

Los cambios hasta aquí relatados, nos llevan a pensar que los mexicanos tenemos otra Constitución, que en nada se parece a la de hace 99 años y es aquí en donde se pudiera considerar que dicha norma es nueva, de acuerdo a la lógica de la Ingeniería Constitucional que tanto promueve don Emiliano Hernández Camargo, quien invariablemente argumenta que la Constitución de Durango es nueva porque se reformaron todos sus artículos; entonces gozamos de dos textos constitucionales totalmente nuevos, casi como la que se va a crear en la Ciudad de México, para lo cual se va a elegir a una Asamblea Constituyente.

Escrito por Lecturas Politicas

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)