Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Aispuro a un año de distancia

José Rosas Aispuro Torres llegó muy fácil al poder, se enfrentó a un candidato débil, prefabricado y con un elevado rechazo social por pertenecer a un grupo que abusó de la confianza y la paciencia de los durangueneses; sin embargo, ha batallado sobremanera para el ejercicio terso del mismo, debido a que compuso un gabinete trasnochado e ideológicamente diverso así como haberse enfrentado a un escenario económico complicado por los fenómenos exógenos y el haber encontrado las arcas vacías.

Sin embargo, a pesar de las suspicacias, del primer año de Aispuro al frente del Gobierno de Durango se podrían rescatar tres acciones que le han ayudado a mantener su bonus social, y que así lo demuestra la encuesta que presentara hace días Federico Berrueto y que fuera ampliamente difundida en la entidad por los medios de comunicación, en donde se puede leer que tiene la percepción de confiabilidad y de que aún no ha perdido el control, pese a las fricciones con la bancada dominante en el parlamento estatal y su sana distancia con el alcalde capitalino.

En lo que se refiere a las acciones gubernamentales, durante este año podría resaltar tres de ellas y son las siguientes:

1. Cacería de brujas. Cuando todos pensaban que el gobernador había bajado la bandera del combate a la corrupción así como investigar y castigar a quienes al amparo del abuso del poder durante los últimos doce años se enriquecieron con el desvío de recursos públicos, recobró su confianza al ejecutar la orden de aprehensión en contra de uno de los principales operadores de su antecesor así como en destapar la cloaca de la Secretaría de Salud.

2. Renegociación de la deuda pública. Mediante licitación pública, contrataron los servicios bancarios para el pago más cómodo de la deuda pública y que provocará ahorros significativos en el tema de los intereses generados; de acuerdo a información proporcionada por fuentes cercanas al Tesorero Estatal, cinco gobernadores se han interesado por este esquema implementado en Durango.

3. El regreso del béisbol profesional. Pese a las grillas en las que se ha visto envuelto el publirrelacionista Alejandro Álvarez Manilla, es innegable que la inversión en un equipo profesional de pelota caliente le dio muchos réditos a Rosas Aispuro, ya que además de servir de promoción turística y generación de oportunidades para comerciantes, le ha representado un logro político ya que es una importante válvula de escape para la población en donde tienen cerveza a precio accesible así como semillas gratis que gestiona el porrista”Pancholín”.

¿Luego de este primer año qué sigue? Aispuro debe ajustar su administración, decidir si su hombre fuerte va a ser Maturino para que tenga una mayor operatividad, cohesionar su gabinete e ir preparando sus estrategias políticas de cara a la elección concurrente del año próximo, para lo cual tendrá que operar con pinzas el tema de la UJED porque un movimiento en falso le puede salir muy costoso para obtener la mayoría en el Congreso Local.

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)