Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Aispuro y su alianza con El Universal

El Universal es el diario más leído de México, goza de una circulación nacional impresionante, fue el medio de comunicación que comenzó a explorar con éxito la innovación tecnológica al emplear las noticias de minuto a minuto en su plataforma de la red de redes; por lo tanto este periódico marca la agenda política en nuestro país.

Recuerdo que en 2009 cuando el entonces arzobispo, Héctor González Martínez, declaró en rueda de prensa que todo mundo sabía dónde vivía El Chapo menos la autoridad, el mandatario estatal de ese tiempo detuvo la noticia en todos los periódicos locales y noticieros pero la corresponsal de El Universal subió la nota a la plataforma citada y la noticia se hizo viral.

Estos detalles fueron tomados en cuenta por el gobernador de Durango, por lo que aprovechó la coyuntura de la búsqueda de sedes para el Concurso de Oratoria y ofrecer la anfitrionía de este certamen, que a la par le serviría para construir relaciones con este importante medio de comunicación nacional.

El olfato de las relaciones públicas de Rosas Aispuro no se concretó únicamente en proporcionar todas las facilidades para la realización de la justa demosteniana, sino en negociar con el Congreso del Estado para otorgarle a su director general la Medalla Francisco Zarco, la cual le fue impuesta ayer con todos los honores.

Esto provocó celo entre el gremio de los comunicadores, sin lugar a dudas que tenían mayores méritos La “Ptituka” Escárzaga o Rocha y Sida por ser los periodistas más viejos y en activo de la localidad, pero deben comprender que por esta ocasión, la citada presea fue empleada como un ardid de las relaciones públicas, dado que es innegable que los gobernadores siempre buscan el respaldo y alianza de la prensa nacional, ya sea para difundir las actividades o evitar ser blanco de ataques, ya que siempre son más letales cuando estos vienen de la clase política que se concentra en el centro del país.

Fue en los últimos doce años cuando los gobiernos locales invirtieron grandes sumas del erario en la realización de convenios publicitarios con la prensa nacional, pues Ismael quería ser Presidente de la República y Herrera Caldera, quería saltar a la política nacional en una posición en el gabinete de Peña Nieto, por aquí circulaban analistas, reporteros, directores de medios ya fuera para dar conferencias, presentaciones de libros, cursos de oratoria, etc.

Como en el caso de Rosas Aispuro no tiene las mismas pretensiones puesto que ya llegó al cúlmen de su carrera política, supo aprovechar la coyuntura del concurso de oratoria y la entrega de una presa para tener de aliado al director del mejor periódico de México; cuando sus antecesores gastaron millones de pesos que en nada les redituó a sus carreras y menos al Estado.

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)