Las incongruencias del panismo

Por Alberto De la Rosa Olvera

Los panistas rayaron en la incongruencia total al aceptar ir en coalición con el PT, pues supuestamente por cuestiones de ideología, los panistas ortodoxos cerraron filas en torno a Jorge Salum para prohibir que José Rosas Aispuro fuera su abanderado a la alcaldía, dado que lo calificaban de arribista y de no representar la doctrina blanquiazul y ahora, la sacrificaron para aliarse con otro extremo como es el Partido del Trabajo.

Con Aispuro, el PAN tenía amplias posibilidades de obtener el triunfo, ya que en todas las encuestas, el senador panista, salía como puntero en las preferencias electorales pero supuestamente le abonaron más a la identidad que a la expectativa de triunfo.

Los adversarios de los panistas auguran que cedieron en demasía ante Gonzalo Yáñez y también se desgarran las vestiduras en el tema de las ideologías opuestas de estos partidos pero fríamente, la cúpula de Acción Nacional, percibe que en un escenario en donde la votación se divida en más de tres opciones, el PRI sale beneficiado con su voto duro y la movilización magisterial.

Y es que de acuerdo a apreciaciones que en el 2010 hiciera la tristemente célebre, Gisela Rubach, el PT no le quitaba votos al PRI sino al PAN, tal vez por eso ahora deciden participar en forma coaligada.

Sin embargo, una vez más, la oposición para que pueda tener éxito, necesita de ir unida y más que nada, sus principales actores. Si en verdad logran que se sumen al trabajo de la campaña tanto Dorador como Aispuro, podrían generar grandes expectativas pero hasta el momento no ha sido así y más en el caso del legislador de la Cámara Alta, quien ha reflejado mantenerse al margen, siguiendo con su propia estrategia rumbo al 2016.

El que el PRD y Movimiento Ciudadano no se hayan sumado a esa coalición, significa que Aispuro no se movió en el centro del país con sus buenos amigos Manuel Camacho y Marcelo Ebrard y en el caso local, el partido del Dr. Enríquez, gran amigo de Dorador y el propio Pepe Rosas, no le quiso entrar y no creo que haya sido de motu propio pues siempre en política hay que pensar mal para acertar.

Aunque en Durango, tanto el PRD como Movimiento Ciudadano no tienen presencia y solamente jugarían un papel testimonial; José Ramón Enríquez Herrera ya no es ni la sombra de cuando se convirtió en un actor ciudadano importante a raíz de su rompimiento con Ismael Hernández Deras pero, sin lugar a dudas, el impacto solamente hubiera sido de carácter mediático.

Esto no significa que la coalición entre el PAN y el PT esté muerta antes de nacer, su éxito girará en torno a los acuerdos que puedan mantener y a que Gonzalo no se haga “el desaparecido” a media campaña; Salum es un excelente candidato, de manera que ofrecerá una campaña competitiva mas no se puede afirmar ganadora, ante todo el viento que sopla a favor del Revolucionario Institucional, que cuenta con los tres órdenes de gobierno y saben cómo operar en los procesos electorales.

lecturaspoliticas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>