Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Campañas limpias

Pancho Franco hará su campaña sin generar contaminación.

Pancho Franco hará su campaña sin generar contaminación.

En época electoral, una de las exigencias permanentes de la ciudadanía es que haya campañas limpias, no solamente en lo referente a evitar la guerra sucia o en la difusión de propuestas demagógicas, sino también a que no se tire a la basura tanto dinero público en el gasto de propaganda y publicidad.
Se han tenido avances, por lo menos en las últimas dos reformas electorales, el legislador ha conectado al derecho electoral con el derecho ambiental al prohibir la colocación de propaganda en equipamiento urbano, con lo cual se generaba bastante basura durante y después de las campañas; igualmente se estableció en la norma la obligación de que los elementos de publicidad visual fueran elaborados con material reciclable y que todos los utilitarios sean de material textil, para decir adiós a los regalos de plástico como vasos, plumas, termos, etc.
Al respecto, en la incipiente campaña electoral, me llamó la atención el arranque de Francisco Franco Soler, abanderado del Partido Verde al distrito 04, quien hizo énfasis en enfocar su campaña a través de las redes sociales y en los recorridos de casa por casa, no generando basura con folletos o trípticos así como los costosos anuncios panorámicos que también generan contaminación visual.
Actualmente, las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, dan herramientas gratuitas con las que se puede llegar a un nutrido número de electores, con lo cual se rebasan ampliamente a los medios de comunicación tradicionales, quienes también en esta temporada (sobre todo los masivos) hacen su “agosto” en vender entrevistas pactadas o informerciales electorales que pese a la causal de nulidad por adquisición de cobertura informativa, es una maña que se sigue presentando como proselitismo encubierto.
En este tenor, escuché hace días una declaración de un representante juvenil de la iniciativa privada que se sumaba a las acciones de Franco Soler, pero que además proponía que los gastos de campaña fueran invertidos en acciones de asistencia social; lamentablemente esta buena idea no puede llevarse a cabo porque los preceptos de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, establecen con claridad cómo y en qué se debe gastar el recurso destinado a las campañas, quedando prohibida la posibilidad de entregar bienes o servicios.
No queda duda que el gasto excesivo, la situación de inequidad en la que se encuentran los candidatos independientes y el tiempo tan largo de las campañas, formarán parte de la agenda legislativa que entre en funciones a partir del 1 de septiembre, pues no quedará la menor duda de que una nueva reforma electoral estará en la mesa de la discusión por los vacíos que se siguen observando y no es remota la posibilidad de que se intenten regular las redes sociales en donde Pancho Franco está basando la fortaleza de su campaña.

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta en Anonymous

  • (will not be published)