Escrito por Hermann Linden

Licenciado en ciencias de la Comunicación, con especialidad en medios masivos. Analista y comentarista político.

Corresponsabilidad ambiental

En el ámbito internacional, México ha asumido compromisos con relación al desarrollo y establecimiento de normatividad enfocada al derecho a un medio ambiente sano, y se ha caracterizado por adoptar una posición fomentadora de la protección y preservación del medio ambiente en varios espacios y foros internacionales cuyos objetivos y metas se encaminan a garantizar su goce pleno ejercicio.

Desde la conferencia de Estocolmo de 1972, se debatieron los problemas vinculados al medio ambiente y el hombre, por lo que fue convocada bajo el título oficial de Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente Humano. De esta conferencia surgió el programa de de las Naciones Unidas para el medio ambiente, el cual se dio la tarea de cooperar con los países miembros para resolver los problemas de contaminación, tanto regionales, regionales y nacionales, en los terrenos político y económico social.

Posteriormente en 1984, la Asamblea General de las Naciones Unidas estableció la Comisión Sobre Medio Ambiente y Desarrollo, con el objeto de analizar y documentar la vinculación y en 1987, en el informe Brundtland, se plantea por primera vez el tema del desarrollo sostenible, que constituye un importante antecedente en la conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, verificada en 1992 en Río de Janeiro, conocida como la Primera Cumbre de la Tierra donde se trató la relación entre medio ambiente y desarrollo, y se asumió el desarrollo sustentable como objetivo de las naciones, dando como resultado el establecimiento de una serie de principios que el día de hoy rige influye el sistema jurídico mexicano en materia de protección al medio ambiente.

En este entrega analizaremos el principio que establece que el mejor modo de tratar a las cuestiones ambientales es con la participación de todos los ciudadanos interesados en el nivel que corresponde. En el plano nacional, toda persona deberá tener acceso adecuado la información sobre el medio ambiente de que dispongan las autoridades públicas, incluida la información sobre los materiales y las actividades que encierra en peligro en sus comunidades, así como la oportunidad de participar en los procesos de adopción de decisiones. Deberá proporcionarse acceso efectivo a los procedimientos judiciales y administrativos, entre estos el resarcimiento de daños y los recursos pertinentes.

Con este documento internacional quiero dejar en claro que los tres órdenes de gobierno por sí solos, no van a resolver la problemática ambiental en Durango, por eso debemos organizarnos y exigir las garantías para que todos gocemos de un medio ambiente sano.

Desde este espacio invito al señor presidente municipal de Durango que antes de abandonar su encargo nos informe del resarcimiento del daño al Río Tunal, así como el estado en que se encuentra el proceso de reubicación de ladrilleras en el parque construido hace una década y que no ha funcionado por intereses ocultos. ¿No hay culpables ni castigo?

Solicitamos a la Fiscal General del Estado un informe detallado sobre las carpetas de investigación de la comisión de delitos en contra de los animales y a la delegada de Profepa sobre la sanciones a las empresas mineras, papeleras y demás contaminan ríos, arroyos y mantos freáticos.

La obtención de un medio ambiente sano debe empezar por nosotros mismos, de cambiar nuestra conciencia al usar medios alternativos de transporte, separar la basura, reciclar y luego unirnos para provocar una corresponsabilidad ambiental.

Escrito por Hermann Linden

Licenciado en ciencias de la Comunicación, con especialidad en medios masivos. Analista y comentarista político.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)