Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Desde cuando empezaron las campañas a diputados locales

Actos anticipados de campaña son todos aquellos actos de expresión que se realizan bajo cualquier modalidad y en cualquier momento fuera de la etapa de campañas, los cuales contienen llamados expresos al voto en contra o a favor de una candidatura o partido, o expresiones solicitando cualquier tipo de apoyo para contender en el proceso electoral por alguna candidatura, ya sea de forma independiente o a través de un partido político.

Esta es la definición legal de actos anticipados de campaña y quise traerla a cuento porque se supone que el día de hoy, de manera formal comienzan las campañas electorales de la elección de diputados locales, pero todos hemos sido testigos de que el proselitismo empezó con mucho tiempo de antelación.

Sostengo esto, porque vimos a legisladores con licencia que pretenden reelegirse, que hicieron recorridos en territorio y además gozaron de posicionamiento mediático que deja en desventaja a los demás competidores.

Lo mismo sucede con regidores y funcionarios municipales, así como del candidato del PRI al quinto distrito local, que dejó caer la delegación de Infonavit de los primeros lugares que la tenía Edgar Núñez, para consagrarse a promocionar su imagen personal en aras de obtener una candidatura.

Aquí lo lamentable es que muchos candidatos no guardaron recato por el temor o respeto a la Ley, dado que sin empacho, en tiempo de intercampañas se dedicaron a tener reuniones domiciliarias, difundirlas en sus cuentas de redes sociales y agradecer los espacios; no creo que en esas tertulias se hayan verificado para contar chistes o historietas sino para aprovechar los tiempos de veda electoral y pedir apoyo a sus respectivas candidaturas.

Sin embargo, lo más triste es que los consejeros electorales del IEPC fijan demencia, que estén a la espera de la presentación de quejas para actuar pero son incapaces de hacerlo de manera oficiosa para evitar que se generen situaciones de inequidad en el proceso electoral.

Pero todo se incurre en una simulación plena, los candidatos arguyen que se cuidan de no pedir abiertamente el voto, sino caminar, salir en medios y en redes en aras de obtener posicionamiento y reconocimiento por parte del electorado.

A partir de hoy no habrá una variante en las campañas que se han desplegado de manera adelantada, solamente los candidatos y candidatas ya podrán decir: “voten por mí”

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)