Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Dos primos por el gobierno de la capital

IMG_3343.JPGYa va tomando forma la elección municipal en la capital del estado. Las percepciones favorecen a dos primos hermanos como lo son Manuel Herrera Ruíz por el PRI y José Ramón Enríquez Herrera por la coalición aispurista, quienes alternarían con una opción independiente que encabeza Juan Francisco Arroyo Herrera.

En el caso del partido dominante, la unción de Meño obedece a las negociaciones de los dos principales grupos de poder en el tricolor, ya que se pretende que en el gobierno del municipio de Durango se le dé cobijo a todo el grupo del senador Ismael Hernández Deras.

Igualmente se le hace justicia al aún dirigente estatal del tricolor, pues ha sido sacrificado electoralmente en tres ocasiones, tales como en 2010 para darle paso a Adán Soria; en 2012 por el tema de la equidad de género y en 2013 en donde fue superado por el actual precandidato a gobernador por su partido.

A esto hay que añadirle que Herrera Ruíz es buen candidato, padece de hiperactividad por lo que no duerme por andar haciendo campaña y hace clic con el electorado pues tiene chispa en el trato directo, sin olvidar que enseñó muy bien a su esposa las artes de la política, que también es de buen trato.

Sin embargo, la debilidad de Meño es su constante enfrentamiento con sus contemporáneos, mas no así con los adultos mayores como los universitarios con los que coincidió cuando fue presidente de la FEUD; tendrá que ser incluyente pues el grupo Técnico que lidera Emiliano Hernández Camargo, es el principal damnificado con su unció pues se dejaría prácticamente fuera a los de 50 y más así como la ponderación de liderazgos de la UJED por encima del ITD.

Mientras tanto, en la oposición también se va clareando el panorama. José Ramón Enríquez le sacó ventaja a Jorge Salum con sus impactos mediáticos y al tener a El Chacoles y a su hijo como sus Caballos de Troya al interior del PAN; el oftlamólogo tiene mayor presencia entre la sociedad civil dado que fue el inventor de las denominadas redes ciudadanas y gracias a su alto poder adquisitivo, no le duele invertir buenas estrategias de campaña.

Aquí lo interesante es que el Dr. Enríquez se enfrentaría con su primo Meño, ambos convivieron mucho como familia en el antiguo poblado de Sauces, allá en Canatlán, Durango. Sus relaciones familiares se tensaron cuando el galeno rompió con Ismael Hernández Deras a finales de 2005, de manera que ese trío se volverá a encontrar pues el senador priista no perdona la caricatura  en donde lo equiparó con un roedor y que apareció en un anuncio espectacular en la elección federal del año pasado.

Por el frente de MORENA, Carlos Medina pudiera convencer a Iván Ramírez Maldonado de que nuevamente sea candidato a presidente municipal pero que al mismo tiempo, vaya como candidato a la primera regiduría para que no sea víctima del sacrificio. Si esto se llega a dar, otra vez se volvería a topar con Meño, puesto que ya fueron antagónicos en el liderazgo estudiantil, Ramírez Maldonado no dejó entrar al entonces presidente de la FEUD a la Facultad de Derecho y en 2003, éste operó fuertemente para debilitar su candidatura a relevarlo en dicha representación para beneficiar a quien en ese entonces era su proyecto y me refiero a Esteban Villegas Villarreal.

En la ruta independiente, el abogado Juan Francisco Arroyo Herrera tiene todo listo para comenzar a solicitar el respaldo ciudadano para obtener la candidatura. En los últimos meses fue armando estructura jurídica, territorial y preparó a cinco jóvenes para que sean candidatos independientes a los cinco distritos con cabecera en el municipio de Durango y ayudarse en el proselitismo mutuamente. Analistas lo vinculan con Pepe Aispuro, no niega su amistad pero asegura que van por caminos distintos.

Falta ver cuál es el veredicto de la autoridad electoral sobre la procedencia de las intenciones de los ciudadanos que aspiran a ser candidatos independientes; aunque la presencia de candidatos independientes pudiera incentivar la participación de la ciudadanía y con ella, que se rebasen los porcentajes de votación, volviendo la elección altamente competitiva con resonancia en el resultado de la elección de gobernador.

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)