Escrito por Antonio Bracho

Abogado litigante. Presidente de la asociación Jóvenes Abogados en Movimiento.

El Abogado en búsqueda de la Dignidad Humana.

Cuando era niño siempre me visualice en ser Abogado, en algún momento me llegue a perder y tratar de tomar el mal camino de la Arquitectura pero recapacite y me decidí por estudiar Derecho. En mi familia paterna prácticamente la mayoría de las pasadas generaciones eran médicos o abogados. Mi padre es médico y siempre se la pasaba en el trabajo, tanto durante el dia en la UJED como en las guardias del IMSS por las noches, por lo que nunca me paso por la mente dedicarme a la Medicina por considerarla una profesión muy demandante en tiempo y estudio, que equivocado estaba, el Derecho es igual de demandante, nunca se termina de estudiar, se debe de estar actualizando constantemente y lucho por no ser esclavo del Despacho para poder pasar las tardes con mi familia.

Ejercer la profesión de Abogado va más allá de conocer la ley y su procedimiento de litigación, a mi punto de vista se debe tener siempre presente el sentido humano y no olvidar que es una profesión en la que tratas en los momentos más difíciles de las personas, así como en la salud, la privación de la libertad o perder el patrimonio de tu familia es de los momentos más vulnerables por el cual podemos pasar como seres humanos, y precisamente en esos momentos de incertidumbre, de dolor, es cuando nos buscan a los Abogados y lo menos que podemos ofrecerle a estas personas que depositan en nosotros una esperanza de alivio es escucharlos, guiarlos y darles un sentimiento de protección y acompañamiento.

El Jurista es indispensable para el desarrollo de los pueblos, no puede haber una comunidad sin un Estado de Derecho o sin Cultura de la Legalidad, es indispensable para el buen desarrollo de cualquier núcleo poblacional el tener leyes que estén acordes al tiempo en que se vive y que se tenga la formación para que todo ciudadano respete los derechos del otro, sin lo anterior estaríamos destinados a la extinción y lo más triste es que entre nosotros mismos se llevaría a cabo.

En México aún hay mucho por hacer, el ejercer la profesión de Abogado no es cosa fácil, de nada sirve ser apasionado al estudio y tener una enorme capacidad de argumentación si al momento de llegar a la vida laboral te encuentras con jueces sin preparación, un sistema de impartición de justicia por demás saturado, una policía corrupta, y un ministerio público e investigadores que te dan más temor que los propios delincuentes. Existenten estadísticas en México que indican que el 90% de los delitos no se denuncian, y que del 10% en los que si se hace apenas el 1% termina en sentencia condenatoria. ¿Se imaginan como estaríamos si la mayoría de los crímenes se denunciaran? Simplemente en este momento el Estado no tendría la capacidad para hacer frente a tanto procedimiento judicial.

Nuestros Centros de “Readaptación Social” son todo menos eso, prácticamente son universidades del crimen, desde donde los grandes criminales siguen operando sus redes de delincuencia organizada y en las cuales día a día llegan más carne fresca para adentrarlos al bajo mundo. Dentro de estos “Centros de Readaptación Social” pueden ingresar personas por delitos menores, que por cuestiones del destino cualquiera de nosotros pudiera llegar, y dentro te encuentras con toda una micro ciudad controlada por un grupo delincuencial donde se te cobra derecho de piso, celdas por demás saturadas y no digamos de la falta de higiene, esto por donde lo quieran ver para nada es Readaptación Social.

Por todo lo anterior es por lo que el Abogado debe luchar día a día, cuando decidimos estudiar esta profesión fue porque nos considerábamos defensores de una vida justa y equilibrada para todo ser humano, es necesario siempre tener en cuenta que estamos tratando con seres humanos y que el bien jurídico de mayor importancia no es la vida, es la dignidad, sin dignidad de que nos serviría vivir.

Felicidades en este 12 de Julio a todos los colegas por el Día del Abogado.

 

@AntonioBrachoM

 

Escrito por Antonio Bracho

Abogado litigante. Presidente de la asociación Jóvenes Abogados en Movimiento.

Un Comentario en “El Abogado en búsqueda de la Dignidad Humana.”

  1. Lic Antonio Bracho

    Una reflexión en este Día del Abogado. Felicidades a todos los colegas!! Y con cariño para mis amigos arquitectos

    Reply

Deja una respuesta

  • (will not be published)