Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

El ‘compló’ contra Joserra

img_6439.jpg

La directora de Comunicación Social del Gobierno Municipal de Durango, metió en un brete jurídico-electoral al presidente municipal José Ramón Enríquez Herrera, al pautar spots con motivo del primer informe de actividades en cuyos materiales, quizá en un afán de quedar bien, ensalzó más la imagen del jefe de la comuna, que los resultados de los primeros 12 meses de administración.

Esto provocó que se instruyeran procedimientos especiales sancionadores en la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, en cuyas resoluciones ordena a la Contraloría del Municipio, sancione a la funcionaria citada en el precedente párrafo porque en el uso de su facultades violentó el Artículo 134 Constitucional; los derechos fundamentales de las personas con discapacidad auditiva al no colocar subtítulos en los promocionales así como en violentar el interés superior del menor al no exhibir los permisos de los padres o tutores de los menores de edad que salen en los videos.

Este actuar erróneo fue de efectos expansivos, porque alcanzó a Enríquez Herrera a quien se le señaló por cometer actos anticipados de campaña porque la promoción de su informe se dio durante en el inicio del proceso electoral federal 2017-2018, y también para Canal 10 por haber transmitido esos spots que violentaban el modelo de comunicación política-electoral.

Sin embargo, las instancias del Poder Judicial de la Federación se lavaron las manos y cedieron al Congreso del Estado la obligación de imponer la sanción al calificarlo como la autoridad superior jerárquica del ayuntamiento; como el litigio llegó a la Sala Superior del Tribunal Electoral, ya no procede recurso legal alguno.

Recordemos que durante la anterior legislatura, el diputado presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Pacheco, trató con pinzas el tema pues sabía que si no se sancionaba al alcalde capitalino se incurría en el delito de desacato judicial; pero al mismo tiempo, sabía que si procedían conforme a derecho, iba a representar un alto costo político porque le daría herramientas al oftalmólogo para transfigurarse en mártir de la democracia y podría emular tanto a López Obrador como a El Bronco quienes le sacaron posicionamiento político a procedimientos similares, por lo que decidió aplicar una sanción que pasara  desapercibida.

La actual legislatura no tomó en cuenta este precedente y como en ella existen al menos tres integrantes que desean ser presidentes municipales, se fueron de bruces al darle continuidad a las sanciones pendientes y realizaron lo que en su momento evitó Pacheco: entregarle foro a José Ramón para que se victimizara en que lo quieren frenar para volver a postularse como candidato presidente municipal.

Con esta decisión, tanto Sandra Amaya, Otniel García como José Antonio Ochoa no midieron la reacción y el aprovechamiento del oftalmólogo para sacar ventaja, toda vez que es un personaje que le gusta la adrenalina del caos para figurar por todos los medios posibles. A ver si no les resulta contraproducente el ‘compló’ contra Joserra.

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)