Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

El destino de Iván Ramírez

Captura de pantalla 2015-05-26 a las 19.03.24Jesús Iván Ramírez Maldonado trae la lucha política en su ADN. Es hijo de Jesús Ramírez, líder fundador del Sindicato de los Tres Poderes e integrante de las fuerzas vivas de la Universidad Juárez.

Por ello es que Iván siempre se ha destacado por ser un inquieto social, pese al ambiente negro de la política no pierde su ilusión de cambiar el estado de cosas por un ambiente democrático más participativo y lo mejor, es que no ceja en su lucha por alcanzarlo y lo viene haciendo desde que fue estudiante de derecho en la Universidad Juárez.

Sin embargo, el destino político lo vuelve a enfrentar en contra de Esteban Villegas y Manuel Herrera, con quienes coincidió en el liderazgo estudiantil universitario; a inicios del 2000 se disputaron la representatividad de los alumnos de la UJED, por lo que siempre tuvieron un antagonismo interesante.

En el 2001, Iván Ramírez Maldonado ganó la presidencia de la sociedad de alumnos de la FADER  y una vez que entró en funciones, cortó relaciones con la federación estudiantil para hacer gestiones por cuenta propia y no estar sujeto a lo que le quisiera entregar Herrera Ruiz.

Cómo olvidar cuando el joven Iván tomó las instalaciones de la Facultad de Derecho para protestar en contra de la administración del entonces director, Roberto Aguirre. Recuerdo que estábamos afuera de la Fader esperando noticias del avance de las negociaciones con la rectoría y de repente aparece Iván, pero trepado en la fachada y diciendo a voz en cuello que suspendía los acuerdos hasta que Meño Herrera abandonara el lugar de las pláticas porque no era asunto de su competencia.

En 2003, a Iván le tocó enfrentarse a Esteban Villegas por la presidencia de la FEUD y la campaña de Villegas fue parecida a la de ahora, muy vistosa, buenos diseños y cantaba cuando las jóvenes se lo solicitaban; en cambio Ramírez Maldonado fue austero y con discurso efusivo, tratando de agitar las conciencias de los estudiantes universitarios.

Hoy, a más de una década de distancia estos tres personajes se vuelven a encontrar pero ahora en la arena de la representación popular; Esteban aspira ser gobernador y Meño a presidente municipal por el PRI, mientras que Ramírez busca de nueva cuenta la alcaldía capitalina pero con el membrete de Morena.

Estos tres políticos ya no son jovenzuelos inquietos sino políticos maduros, por lo que será ver interesante cómo reaccionan entre ellos ahora que se vuelvan a topar las caras, sobretodo Meño e Iván, que van tras el mismo cargo; ambos están en la plenitud de sus tiempos políticos, son de fachada similar, los dos caen bien al contacto personal y directo con la gente y además, a los dos les gusta caminar incansablemente el territorio.

No obstante, Iván Ramírez Maldonado, tiene posicionamiento en la ciudad capital pues además de haber participado en las elecciones de 2012, 2013 y ahora 2016, se ha mantenido vigente como comentarista político en radio y televisión así como en redes sociales sin olvidar el trabajo social que ha realizado en su asociación civil “Hacemos”.

Iván tiene ideas frescas, su preparación académica y docente le permite generar propuestas viables sin recurrir a la demagogia; tiene buena imagen y cercanía con actores de la sociedad civil pero también no niega sus raíces humildes.

Iván vale por sí solo pero también le será de mucha ayuda la figura de López Obrador, que si bien a muchos les parece nefasta, es innegable su alto posicionamiento que tiene entre las clases populares; si El Peje se concentra en Durango por varias semanas, tanto Iván como los demás candidatos de Morena podrán sorprender con la captación de votos.

Ramírez Maldonado es un buen político y demostró que también tiene dotes de estratega pues innovará la elección de ayuntamiento en Durango al ser candidato a presidente municipal y también a primer regidor para asegurar tener una representación en dicho cuerpo colegiado; para lo cual aprovechó la salida legal de que sí se puede contender para dos cargos, siempre y cuando se trate de una misma elección y en este caso es para la de ayuntamiento de Durango que se compone de manera colegiada.

Estaremos pues a la expectativa de la elección municipal cuyas campañas empiezan este próximo miércoles, en la cual participan candidatos jóvenes maduros y otros ya veteranos con sobrada experiencia y formación académica, pero no hay que perder de vista a Iván Ramírez por las razones ya expuestas.

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)