Escrito por Raúl González Rodríguez

Psicólogo Clínico. Articulista de El Sol de Durango.

El enviado de Beltrones, Abel Guerra

  
Entre más pasan los días más se caldean los ánimos en torno a la sucesión gubernamental. Sin duda, la llegada de Abel Guerra Garza como delegado del Comité Ejecutivo Nacional del Revolucionario Institucional ha dado mayor tranquilidad al priismo de la entidad. El discurso, desde su llegada ha girado en torno a la unidad y la inclusión, y todo indica que se ha cumplido hasta el momento con la inclusión, pues actores políticos que hasta el día de hoy habían sido desplazados han contado con la apertura del enviado de Manlio Fabio Beltrones, al menos, para ser escuchados. En cuanto a la unidad, se ve complicado que se cristalice ipso facto, pues para llegar a esta se requiere de mucho trabajo y oficio político, pero en el aquí y en el ahora, el orden ha sido el correcto al menos desde el punto de vista de un servidor, primero la inclusión para después, trabajar en la unidad.
 Abel Guerra tiene en claro el diagnostico situacional. Conoce a cabalidad las reglas del juego en el ámbito estatal, pero también tiene certeza de las reglas no escritas en política. Es consciente del momento que se vive, en donde aún hay jefes políticos de las entidades que arrastran con la resaca de los tiempos en que, ante la ausencia de un jefe político nacional, el mando estatal se ejercía emulando a los virreinatos.

 Ha dejado en claro que, para sacar adelante esta complicada sucesión se necesita de todos. Del jefe político del Estado, el presidente del partido, sectores, organizaciones, adherentes y filiales del PRI, pero también de los militantes y simpatizantes, y por supuesto, de los actores políticos de la nueva camada hasta los del viejo cuño. Con esta visión ha conseguido el respeto de los priistas.

 El PRI siempre tiene un sinnúmero de perfiles preparados para las contiendas, mucho se opina de que esta es la gran debilidad debido al constante riesgo de división, pero en realidad, si se trabaja en torno a una base equitativa, es su mayor fortaleza. Por ello, se debe de trabajar arduamente en consolidar un partido en el que todos converjan, esto se logrará, sin duda alguna, si quienes se muestran aferrados logran ceder sus parcelas de ego al comprender que el todos está por encima de lo individual.

 Por lo pronto ha tejido fino el delegado neoleonés. Conoce la política local a fondo pues no es la primera ves que se encuentra en esta tierra. Ha tenido una agenda de trabajo como no la tuvieron anteriores delegados, pues sabe que su tarea no es para nada sencilla. Comprende que la forma es fondo y por ello su actuar ha sido congruente. Esperemos que siga con la misma dinámica de trabajo.

 

En el tintero… Pasa el tiempo y la convocatoria para la elección del sindicato de salud no sale. Quien más lo aprovecha es la enfermera Narda Pérez Moreno, que ha sumado a casi todos los liderazgos… Un revés dieron al Dr. Martín Rocha al darle y luego retirarle la bendición para ser el candidato oficial… El Dr. Alejandro Campa Avitia asegura que irá con todo como candidato independiente. Del mismo modo Nacho Aguado, aunque con la misma bandera pero diferentes objetivos, pero derivado del encono entre ambos es difícil que se genere sinergia… Felicidades al periódico El Sol de Durango por su sexagésimo octavo aniversario. Que continúen los festejos… @raulgonzalezr

Escrito por Raúl González Rodríguez

Psicólogo Clínico. Articulista de El Sol de Durango.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)