Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

El futuro que viene.- Disputas electorales locales

Son cuatro razones por las cuales es conveniente estar al tanto de las disputas electorales locales correspondientes al territorio del municipio de Durango.

La primera porque los cinco distritos tienen como cabecera la Ciudad Capital; la segunda porque en los cinco distritos, vía candidaturas comunes, los partidos PAN-PRD resultaron victoriosos en 2016; la tercera porque en los territorios distritales se daría una disputa entre el gobernador del Estado y el presidente municipal capitalino, la misma relacionada con las candidaturas en sí mismas, y luego, si ambos funcionarios y sus estructuras de gobierno apoyan y en qué grado, para que nuevamente obtengan el triunfo en los cinco distritos al derrotar otra vez al Partido Revolucionario Institucional (PRI), aun cuando ahora tal vez no en todos los distritos y menos con los diferenciales en la votación de 2016; y la cuarta, porque, al margen de quiénes fueren los vencedores, los mismos constituirían la base para que, sumados a los legisladores que lleguen por la vía plurinominal, le permitan al gobernador ejercer el poder sin sobresaltos y confrontaciones hacia el interior del Congreso. Claro está, previo acuerdo con los legisladores del PRI quienes podrían constituir otra vez la mayoría.

Así pues, en el PRI se decidió que la candidata por el primer distrito electoral,  fuera la dirigente estatal del sector popular tal y como lo fue en 2016 el entonces dirigente que fue fácilmente vencido a pesar de la ayuda que recibió de la Pastoral Social; mientras que la coalición PAN-PRD-MC, al parecer, se inclinará por el actual primer regidor del ayuntamiento  que fue candidato con perfil ciudadano y que sería una de las avanzadas del alcalde capitalino rumbo al 2022. Ello conllevaría a que  la actual legisladora  vencedora en 2016, quedaría marginada a pesar que se generó una buena imagen tanto como legisladora como gestora. El único impedimento para que aquél fuere el candidato y ganare la elección, tal vez sería la pretensión de su señor padre que pretende ser legislador por el PRI por la vía plurinominal y quien, además, sería visto positivamente por el gobernador en atención a que fue su secretario de gestión social cuando aquél fue presidente estatal de dicho partido del 1995 a 1998.

En el segundo distrito el PRI determinó que su candidato fuera el dirigente estatal del Movimiento Territorial y quien, en una conformación casi idéntica a la actual, fue candidato por el mismo distrito número dos en las elecciones de 2004. Su posible rival estaría pendiente de conocer, puesto que, por un lado, se registró como aspirante una regidora quien cuenta con todo el apoyo del alcalde capitalino, y por el otro, también lo hizo la actual titular de la dirección de comunicación social del gobierno del Estado y quien tendría todas las simpatías explícitas e implícitas del titular del poder ejecutivo estatal. La correlación de fuerza favorecería a la segunda, mientras que el triunfo distrital dependería de cómo influye para ganar el hecho de la experiencia del candidato del PRI y que podría tener en contra el haber sido electo candidato y con resultados no aceptables legislativos y de gestión por el electorado distrital que lo podría rechazar, para así  apoyar a una candidata conocida como comunicadora de peso que ha sido en la radio, en la televisión y en la prensa escrita,  y de quien los electores podrían esperar más de quien ya fue diputado.

En el tercer distrito el PRI decidió que su candidato fuera el aspirante a presidente municipal de Durango, precisamente en un distrito muy competido en 2016 y en el cual el entonces candidato perdió en el ámbito distrital por una votación mínima. La coalición PAN-PRD-MC no ha acordado quién sería su candidato, ya que la posición le corresponde a un militante del PRD y en principio la coalición no acepta a la vencedera en 2016 quien  aspira a ser candidata para así reelegirse.

En el cuarto distrito el PRI resolvió que su candidata fuera una mujer empresaria, precisamente dirigente de una organización empresarial que tiene un litigio en contra del grupo empresarial de mujeres que considera aquélla  no tiene derecho a presidir el capítulo Durango de las empresarias que conforman la organización a nivel nacional. La candidata, cara nueva en el terreno electoral, disputaría la victoria con el actual diputado vencedor en 2016 quien pretende beneficiarse de la reforma constitucional que permite la reelección inmediata y quien, al parecer, no tiene oposición alguna hacia el interior de la coalición PAN-PRD-MC, pero que podría tener el rechazo de los que lo eligieron en 2016 por sus resultados no convincentes para ellos en el terreno legislativo y en el de la gestión social.

En el quinto distrito los candidatos ya están definidos: por parte del PRI sería el delegado del INFONAVIT, mientras que por la coalición PAN-PRD-MC lo sería el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (próximo a renunciar al cargo si es que no lo ha hecho ya) y quien anteriormente fue dirigente local de la Cámara Nacional de Comercio (CANACO)

En el contexto distrital concurrirán dos factores: uno el cómo, vía candidatura común, los partidos PAN-PRD obtuvieron una victoria aplastante sobre el candidato de la coalición presidida por el PRI, casi casi con una votación de cinco a uno.

El otro factor sería que el candidato del PRI, según su palmarés, sería el candidato del saber, mientras que el candidato de la coalición rival sería el candidato del poder económico, sin que lo anterior implique que el primero no vaya a contar con recursos materiales para competir con el segundo, y sin que tampoco implique que éste carezca de la formación y del saber para competir con aquél en igualdad de condiciones, o casi igual, en lo que se refiere al saber.

La victoria del uno y la derrota del otro dependerán de cómo los candidatos utilicen el saber y el poder de que gozan y tendrán a su alcance para competir. O sea, será una contienda de personalidades.

Por lo pronto, “sin querer queriendo” como diría el clásico de TELEVISA, el alcalde capitalino le envío un obús a la línea de flotación del aspirante del quinto distrito apoyado por la coalición PAN-PRD-MC, consistente en la suspensión y/o clausura de la plaza comercial de la cual se comenta es copropietario el aspirante a diputado; obús que más bien fue una especie de pirotecnia (o sea, un obús no destructivo sino solo distractor)  cuyos efectos se le podrían revertir al alcalde ya que, se pregunta, cómo fue posible que al alcalde, quien tiene fama de inteligente y visionario y a sus colaboradores de quien también presume el alcalde, incurrieran en la omisión de no haberse dado cuenta,  en un tiempo adecuado, de que los permisos de construcción de la plaza no estaban en regla, sino que para ello requirieron de que transcurrieran más de un año cinco meses para enterarse de las anomalías que generaron la suspensión y/o clausura de la obra.

En la línea imaginaria solo quedaría el actual coordinador de gabinete estatal que dentro y fuera de los pasillos del poder, se comenta que, por la vía de representación proporcional, será diputado local que integraría la legislatura para ser el coordinador de los diputados apoyados por la coalición PAN-PRD-MC.

12 de febrero de 2016.

Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)