Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

El futuro que viene.- Efectos de la decisión

Dice la conseja popular: “No hay noticia más vieja que la del día anterior”.

Lo anterior viene a colación, porque, una vez decidida la candidatura presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), al margen de sus efectos y de la victoria o de la derrota el 1 de julio de 2018, la decisión  genera efectos de inmediato y a largo plazo, los cuales se tratará de citar a continuación, y que se hará tal vez sin guardar fidelidad con su importancia y/o trascendencia.

1.- Quedará la duda si la decisión la tomó el presidente de la República y le ordenó al Secretario de Relaciones Exteriores que la perfilara para luego él validarla y hacerla efectiva, o bien, si el Canciller tuvo y tiene tanto poder e influencia por decidir por sí y ante sí quién sería el candidato, para luego imponérselo al Presidente.

2.- Sea cual fuere el origen de la decisión y la forma mediante la cual se operó, la misma se gestó antes de la XX Asamblea Nacional del PRI, se concretó con la reforma estatutaria que le permitiría ir en pos de la candidatura a los simpatizantes, y luego se identificó al destinatario con nombre, apellidos, origen y destino tal y como en efecto se dio.

3.- A diferencia de las formas rituales de antaño que predominaron en el siglo pasado, los sectores y organizaciones no fueron al elegido para comunicarle su decisión, sino que ahora éste fue a los sectores y organizaciones para pedirles su aval y/o apoyo para, en su calidad de simpatizante del PRI,  poderse registrar como aspirante a la candidatura. Por cierto no se percibió que se le dificultara su apoyo, pues, de hecho, solo llego para tomarse la foto y recibir el comunicado de su aceptación y validación de sus aspiraciones.

Por cierto, en sus visitas petitorias a los sectores, se dieron las siguientes notas de color: en el Sector Obrero identificado como la CTM, el dirigente de ésta le dio una corbata roja y le pidió que se la pusiera, todo lo cual se sucedió  sin aquél ponerse de pie. En la CNC destacó la figura del dirigente nacional cenecista oriundo de Durango, al igual que también estuvo presente el que fuera líder en la década de los sesenta de dicha organización y que tuvo a su cargo el pronunciamiento a favor de Luis Echeverría Álvarez. En la fotografía relacionada con la presencia del aspirante en su visita al Sector Popular, aparece a la derecha de la foto,  el rostro sonriente del ex gobernador de Durango (2010-2016), lo cual ha llevado a sus fieles a decir que regresa por sus fueros a la política activa.

4.- Salvo lo que ocurra ahora, mañana o el domingo en que se cierra el registro de aspirantes a ser, todo indica que únicamente habrá un solo registro y será el del simpatizante cuyo nombre y figura dominan todos los espacios de comunicación.

5.- El registro único no impedirá que el simpatizante, en su calidad de precandidato y que, sin duda alguna, le concederá la Comisión Nacional de Procesos Internos, recorrerá el país durante el tiempo que dure la precampaña que  legalmente tiene una duración de sesenta días,  para convencer que le otorguen su voto a los de delegados que integrarán la convención  en la cual surgirá como candidato presidencial del PRI.

6.- Salvo prueba en contrario,  ni durante la precampaña, ni durante la campaña ni después de la elección ni después de la jornada electoral, en la cual sus impulsores consideran resultará triunfador, cambiará su status de simpatizante del PRI por el de militante del PRI, pues si eso llegare a suceder, ipso facto, perdería el plus para vencer como candidato simpatizante y para, con este carácter, poder legitimar tanto el triunfo como el ejercicio del poder.

7.- Manlio Fabio Beltrones Rivera, a pregunta expresa que se le formuló, con la agilidad mental que aún le caracteriza, dijo que no había necesidad de la operación cicatriz porque no había dejado heridas la decisión tomada.

Seguramente tiene razón en cuanto a que a la élite partidista que controla al PRI no se le causó ninguna lesión, puesto que todos sus integrantes serán recompensados de acuerdo a sus méritos,  pero no la tiene en lo que concierne a miles de militantes cuyo monto solo se puede imaginar, y  quienes se consideran están o podrían estar ofendidos por haber resultado favorecido un personaje que estiman más cerca del Partido Acción Nacional (PAN) que del PRI.

8.- Se considera muy difícil estimar el número de militantes del PRI que han llegado a la conclusión que dicho partido tiene perdida la elección, pues aun cuando su candidato simpatizante ganare la elección, él gobernará bajo su propia lógica, ética y principios, aun cuando haya protestado cumplir y hacer cumplir la declaración de principios, el programa de acción y los estatutos de dicho Partido, así como la plataforma electoral elaborada y registrada en el organismo electoral conforme a la cual se sujetarán sus actos de campaña y su propaganda electoral.

9.- Haya decidido quién haya decidido, se pregunta y la pregunta está presente antes, durante y después de la campaña, y más aún, cuando alcance la victoria, cuándo será o se dará la ruptura entre el simpatizante vencedor y el factor personificada en una o dos personas que decidió su candidatura, lo guio y lo condujo a la victoria.

10.- O bien, no se dará la ruptura lo cual daría pie a un sinnúmero de tesis de grado y de posgrado cuyas conclusiones serían muy ilustrativos acerca del modus operandi de la democracia a la mexicana.

1 de diciembre de 2017.

Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)