Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

El futuro que viene.- El gobernador solitario

Salvo prueba en contrario, el gobernador de Durango se enfrenta solitario a las negociaciones obligadas con el gobierno federal para fijar el monto de los recursos,  los cuales, bajo las reglas de la coordinación fiscal, le deberán corresponder para construir localmente el próximo presupuesto de egresos del Estado; gestiones del mandatario estatal que deberán trascender a los diferentes rubros que corresponden a la Federación, la cual establece las cantidades, los rubros y los tiempos para canalizar recursos para que en la Entidad   se concreten y realicen obras y proyectos de índole federal en el año fiscal próximo.

El calificativo de solitario que se le atribuye al gobernador, se debe a que, por vez primera en la historia de los regímenes estatales a partir de 1917, el titular del poder ejecutivo local no cuenta con un solo legislador en la Cámara de los Diputados que pudiere, en un caso dado, hacia el interior de las comisiones correspondientes, o bien en el  pleno de dicha Cámara,  plantear el aumento de las partidas requeridas  para Durango, y en su caso, defender las que ya obren en el proyecto de egresos de la Federación cuya elaboración le corresponde a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y el cual, indefectiblemente deberá contar con el visto bueno del presidente de la República, quien, en materia de ingresos y egresos, es el único que puede presentar las iniciativas correspondientes ante el poder legislativo.

Lo anterior se sostiene porque las cuatro diputadas federales electas por Durango por la vía de mayoría relativa,  resultaron triunfadoras con el apoyo del partido-movimiento del próximo presidente de la República, por lo que, ellas   estarían sujetas (seguramente lo estarán) a los lineamientos fijados por el Grupo Parlamentario al que pertenecen, sin pasar por alto que solo dos de ellas tienen experiencia legislativa (una más que la otra), especialmente la diputada elegida por el segundo distrito electoral federal con sede en Gómez Palacio,  puesto que  en su currículum consta haber sido legisladora local en dos ocasiones y diputada federal de 2012 a 2015.

El quinto diputado por Durango llegó a la Cámara de los Diputados por la vía de representación proporcional y quien tiene un currículum legislativo muy extenso, pues ha sido diputado local, diputado federal, senador de la República (dos veces) por mayoría relativa, y actualmente  es nuevamente diputado federal por la vía arriba indicada, y quien, además, fue presidente municipal de Durango y gobernador del Estado,  por  lo tanto, tiene experiencia sobrada en la gestión de recursos para la Entidad y en la configuración-constitución de presupuestos de egresos tanto a nivel local como a nivel federal. Sin embargo, no es afín partidista del gobernador ya que sus postulaciones a todos los cargos de elección popular que ha desempeñado, siempre han sido hechas por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), mientras que el gobernador llegó al poder estatal con el aval de los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática.

En atención al panorama descrito en el terreno de la representatividad legislativa, ante la soledad que lo envuelve, el gobernador tendría  (tiene) tres opciones para gestionar y tratar de obtener los recursos requeridos y demandados para la entidad que gobierna.

Una: establecer la alianza con las legisladoras federales de MORENA para que éstas actúen como gestoras efectivas de recursos a favor de la entidad a la que representan; dos: buscar y obtener el apoyo del diputado del PRI para que, al margen de diferencias personales pasadas o diferencias partidistas actuales, aquél actúe en consecuencia para que Durango resulte favorecido en forma significativa en el reparto del pastel de los recursos y que es de  la competencia exclusiva de la Cámara de los Diputados; y tres: gestionar directamente ante el presidente de la República, o bien ante la Secretaría de Hacienda, o bien indirectamente por conducto del delegado general del gobierno de la República, para que Hacienda abra la escarcela bajo su control y sea generosa con Durango para que el gobernador pueda tener los recursos necesarios para atender las necesidades tanto de la Entidad como de sus gobernados.

En su momento se verá si el gobernador pudo o no pudo, y si pudo en qué magnitud, superar el calificativo de gestor solitario en busca de los recursos federales que solamente la Federación  dispone, de acuerdo con la ya añeja coordinación fiscal que tiene cuarenta  años de vigencia,  que le permite a la Federación captar, por la vía impositiva, la mayoría de los recursos públicos, para luego distribuirlos o redistribuirlos entre las entidades que conforman la Unión federal.

30 de noviembre de 2018.

Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)