Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

El futuro que viene.- El Juego de Juan Pirulero dos

Dentro del contexto local, los partidos aliados PAN-PRD y MC, también están inmersos en su juego de Juan Pirulero. Tal vez con circunstancias más complicadas que las concurrentes hacia el interior del PRI y los partidos aliados, en el entendido de que  éstos no cuentan en virtud de que su peso específico es irrelevante en lo que a votación se refiere localmente y a  la sujeción de las dirigencias de los mismos a lo marcado o señalado por el PRI.

Las circunstancias concurrentes aludidas son las siguientes: la débil ascendencia del gobernador hacia el interior del PAN que a veces se percibe más cerca del PRI al que perteneció y dirigió localmente, quien se dice apoyar e impulsar a por los menos a dos de sus colaboradores hacia la consecución de candidaturas y diputaciones locales; la soberbia y la ambición del alcalde capitalino que quiere imponer candidatos a modo a sus intereses tanto en el terreno estatal como en el federal; la pretensión del caudillo ya histórico surgido en las elección locales de 1983, para que  su sobrina sea la mujer que acompañe al alcalde en el segundo lugar de  la fórmula senatorial; las diferencias insalvables entre los dos grupos del PAN que predominan en Durango Capital y que trasciende a la dirigencia estatal del mismo, más las arrastradas históricamente con uno de los grupos tradicionales de dicho partido en la Comarca Lagunera de Durango; más la división en la dirigencia estatal del PAN; y más la exigencia del PRD para que se le otorguen más posiciones que la escasa presencia estatal que tiene dicho partido.

Luego pues, los grupos identificados hacia el interior del PAN, más el gobernador,  más el alcalde capitalino, más el líder histórico del partido citado en esta ciudad capital, más las exigencias del PRD, desembocan en el llamado Juego de Juan Pirulero en el cual son activos-actores no para sumar votos a la causa, sino para que obtener más posiciones político-electorales en las contiendas que se dirimirán en los espacios federal y estatal (los votos consideran que se darán en automático a partir de las candidaturas).

Definido el primer lugar en la fórmula senatorial para el alcalde capitalino, éste quiere que la candidata mujer sea fiel a su persona y a sus pretensiones futuras; el grupo lagunero plantea que sea una mujer de Ciudad Lerdo, Durango, que pertenece a una familia con fuerte raigambre panista, mientras que localmente se ha difundido que la candidata de que se trata sea una mujer que ha triunfado dos veces por la vía de mayoría relativa en el segundo distrito local electoral.

Salvo en el primer distrito federal cuya candidatura es disputada por lo menos por dos de los grupos citados y además por el PRD que ha planteado que sea candidata la misma que ganó por mayoría (obvio) la diputación por el sexto distrito local en 2016, en el segundo la candidatura está definida y en la cual se comenta que pudiera estar la misma muy cerca del círculo de influencia de la alcaldesa de Gómez Palacio; mientras que para el tercer distrito electoral federal,  la incorporación y postulación de un cuadro de Ciudad Lerdo, Durango, que ya ha sido diputado local y presidente municipal de Lerdo bajo las banderas del PRI, sin duda alguna es el candidato más sólido para competir por la diputación federal por dicho distrito, quien  disputaría palmo a palmo la victoria con el también ex priista Fernando Ulises Adame que ya fue diputado local con cabecera en Ciudad Lerdo, Durango,  y federal por el tercer distrito, habida cuenta  que alrededor del 40 por ciento del padrón electoral y, por ende, de los votos captados, corresponden al municipio de Lerdo en el cual ambos son muy conocidos y tienen ascendencia, tal vez uno más que el otro. Por lo que se refiere al cuarto distrito electoral (cosa rara) nadie lo disputa pues irá como candidato a quien le correspondía la primera posición senatorial en atención a que ha vencido a los candidatos del PRI en tres ocasiones (en  2006 en la disputa por la diputación federal  en el cuarto distrito y en 2010 y 2016 en la contienda por la diputación local por el distrito quinto, los tres con cabecera en Durango Capital).

El Juego de Juan Pirulero se torna más intenso y candente en lo que se refiere a los cinco distritos electorales locales con cabecera en la ciudad de Durango, ya que, con la referencia histórica que hace dos años, vía candidaturas comunes, los partidos PAN y el PRD se alzaron con la victoria con diferencias muy substanciales en cuatro distritos (1, 2, 4 y 5) y con una diferencia menor en el 3.

Además, la intensidad apuntada también se presenta en los distritos locales 6, 8, 14 y 15 en atención a que los partidos señalados, vía una candidatura común, ganaron el primero en 2016, mientras que en los distritos restantes estiman que los candidatos postulados por el PRI no tienen la fortaleza para ganar, y por tanto, grupos políticos del PAN más el PRD se disputan las candidaturas (este último por lo menos una aun cuando carezca de presencia en los distritos aludidos). Por supuesto, sin olvidar que el gobernador pretende que por lo menos dos de sus cercanos colaboradores formen parte de la próxima legislatura.

Como colofón del Juego de Juan Pirulero hacia el interior del PAN-PRD-MC, aflora los deseos del alcalde para que la dirigente del MC sea candidata a una diputación local con cabecera en la capital, así como que uno, dos o tres de sus regidores también sean candidatos por cualquiera de los distritos citados (del 1 al 5).

En donde (dirían el clásico) no se hacen bolas y no juegan el Juego de Juan Pirulero, es hacia el interior de la coalición MORENA-PT-PS, ya que en la definición de las candidaturas locales y federales, habrá de decir la última palabra el candidato presidencial, previas opiniones vertidas por la presidenta nacional de MORENA bien asesorada por el coordinador de la primera circunscripción, del dirigente local del PT, partido este cuya estructura fue clave para que aquel partido obtuviera su registro a nivel nacional, así como los cuadros locales que desde hace más de veinte años se sumaron al entonces proyecto en construcción de AMLO hacia la presidencia de la República, quienes saben que éste, sobre todo, privilegia la lealtad hacia él y a los principios que sustenta desde hace bastante tiempo atrás. Por supuesto, sin perder de vista la fuerza electoral de los pretensos a participar como candidatos a legisladores federales y locales.

La semana próxima se sabrá cómo se resuelve el Juego de Juan Pirulero hacia el interior de las coaliciones y de los partidos que conforman aquéllas, para así poder perfilar a los triunfadores que podrían depender más de la fortaleza o debilidad de los candidatos presidenciales, pero sin dejar al margen su fuerza personal  derivada de su actuar político y social en el pasado mediato e inmediato y  que bien podría definir las candidaturas y, por tanto, los triunfos.

19 de febrero de 2018.

Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)