Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

El futuro que viene.-  Escenarios electorales La marca de la casa II

Analizado que fue  el escenario electoral del distrito local número I, ahora se procederá a realizar el correspondiente al distrito número II, el cual, en términos generales, conforma un escenario electoral similar al primero pero con ciertas variantes.

La disputa se dará entre el candidato (en el caso candidata)  por el partido que está en el poder postulada, además, por el PRD mediante la figura de la candidatura común, que aspira a la reelección por un distrito distinto en el cual compitió, ganó  con facilidad y representó con buenas cuentas en el tiempo en que fungió como diputada, pero que  por circunstancias desconocidas para el común de la gente y de los mismos los observadores electorales, fue enviada a competir por el distrito local II. Tal y como ya se dijo, al igual que en el candidato del distrito I,  tampoco contará con el apoyo del partido MC que participa exclusivamente con su membresía por los quince distritos locales tanto  por la vía de mayoría relativa y en el listado de candidatos por la fórmula de representación proporcional.

Por el simple hecho de pertenecer  al principal partido (PAN) que la apoyó para que fuera elegida diputada por la vía de una candidatura común y por mayoría y cuyo candidato detenta el poder estatal, se podría decir que la correlación de fuerzas le favorece, y más si se toma en cuenta que la candidata vencedora (candidata común) en 2016, también obtuvo la victoria por una diferencia significativa de los votos recibidos entre la vencedora y la contrincante que quedó en segundo lugar; sin embargo, como ya se dijo, las elecciones son diferentes y no necesariamente los resultados del presente proceso electoral podría ser igual al anterior. (La vencedora en 2016 fue ubicada  en el listado  de su partido en un lugar que todo indica que será diputada por la vía de representación proporcional).

Una de las diferencias consiste en el hecho de que, si bien es cierto no hubo alianza entre los partidos PRI-PANAL-PVEM, el candidato postulado por el PRI tiene mayor peso político y  más experiencia partidaria que la derrotada en 2016, a pesar de que ésta fue diputada federal de 2012 a 2015, de tal suerte que se podría dar una mayor competencia por el triunfo en el presente proceso electoral entre él y su contrincante apoyada por los partidos PAN-PRD cuya fuerza se ha desgatado un tanto en el ejercicio del poder estatal. Tendría en contra que a él solo lo apoya el PRI que enfrenta un rechazo significativo, de tal manera que su victoria podría depender más de él que de la cobertura partidaria

Para el triunfo o derrota distrital, seguramente influirá la participación del partido MC con candidato propio y que otrora fue un militante conocido y reconocido por el PAN, quien si bien es cierto ya fue candidato a diputado local derrotado, también lo es que con certeza tiene electores comprometidos con él y que en otras circunstancias votarían por el o la candidata del PAN, lo cual no ocurrirá en el presente proceso electoral en el contexto del distrito electoral de que se trata.

En la contienda electoral distrital concurrirán dos factores por demás interesantes.

El uno consistiría en el hecho de  hasta dónde puede ser competitivo bajo las siglas de MORENA-PT el candidato militante de éste partido quien ya fue regidor y busca la reelección por la vía de mayoría relativa ya que en el proceso electoral del 2016 accedió al Congreso por la vía de representación proporcional. Su competitividad podría crecer significativamente bajo el influjo de la fuerza electoral de AMLO.

El otro factor estaría representado por la candidata del PVEM quien tiene un perfil positivo como ambientalista y que competirá con los “grandes” pero como figura fresca y distinta a los ya identificados, bajo las siglas del partido citado que participa en el proceso sin alianza alguna con candidatos en su mayoría  con perfiles distintos a los tradicionales y que por primera vez participa para tener representación en el Congreso basado en su propia fuerza y en los perfiles y los  esfuerzos de los candidatos propuestos.

A los candidatos a diputados por el segundo distrito por parte de los partidos PANAL y PES, se les deja en su buena opinión y fama por no considerarse como competitivos, a menos que el primero dé una sorpresa derivada de la fuerza magisterial que constituye el núcleo y la militancia mayoritaria de ese partido.

Luego pues, la disputa se dará entre los candidatos del PAN-PRD y del PRI. Un resultado diferente sería una sorpresa ya fuere si el vencedor resultare ser  el candidato del partido MC o de la candidatura común MORENA-PT.

Como pronóstico reservado: la vencedora podría ser la candidata del PAN-PRD, o sea, tendría la marca de la casa por pertenecer a uno de los partidos que, en candidatura común, ganaron la gubernatura en 2016.

28 de mayo de 2018.

Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)