Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

El futuro que viene.- La credibilidad perdida

Hace tiempo el consorcio de TELEVISA estaba inmerso en un proceso de cambio en su programación y en sus conductores, con la finalidad de recuperar la credibilidad perdida y recuperar el rating.

Dentro de tal proceso, sin conocer la tendencia creciente, decreciente o estática en lo que a credibilidad se refiere, se presentó el sismo que afectó sensiblemente a la Ciudad de México, y cuyos efectos se resaltaron notoriamente a través de los medios de comunicación,  en el colapso de parte de la estructura del Colegio Enrique Rébsamen localizado en el sur de la Ciudad; medios cuya programación se sustentó en el rescate del mayor número de víctimas atrapadas en los escombros del Colegio, ya fuere con vida o bien fallecidos, especialmente de los primeros.

En tal contexto, de repente acaparó casi totalmente el espacio informativo de TELEVISA, el rescate de los escombros de la niña identificada como “Frida Sofía”, el cual, de acuerdo a la información controlada y transmitida a los medios de comunicación masiva, estaba a cargo de elementos de la Secretaría de Marina dirigidos por servidores públicos de primer nivel y de alta graduación de la misma, los cuales en ningún momento o comunicado negaron la existencia de la menor atrapada quien, se dijo, estaba viva y se hacían esfuerzos para rescatarla a través de tres frentes en los cuales participaban elementos capacitados y los cuales tenían al tanto de los esfuerzos a los elementos responsables de la Secretaría de Marina.

Fue tal el grado de expectación generado por el rescate de “Frida Sofía” que el titular de la Secretaría de Educación Pública estuvo presente con la esperanza de que el rescate de la menor se diere cuando el estuviere presente.

Los comunicadores de mayor relieve de TELEVISA no perdían detalle de lo que sucedía, auxiliados para ello por dos reporteros ubicados en sitios estratégicos para saber lo que ocurría momento a momento.

Pero de repente, tal y como había ocurrido con la declaración de la existencia de “Frida Sofía”, la misma desapareció del contexto informativo para no existir más, lo cual condujo a dos circunstancias extremas.

Por un lado, los conductores estrellas de TELEVISA se sintieron ofendidos por haber sido utilizados para transmitir información inexistente y reclamaron con dureza y  rudeza a los elementos de la Secretaría de Marina responsables de coordinar el rescate de las víctimas, y por el otro, dicha Secretaría, a través de su vocero, pidió disculpas por haber sido el conducto para generar un hecho y expectativas de rescate, no obstante que nunca existiera “Frida Sofía”, y por tanto, que ésta hubiera estado con vida y que hubiera sido objeto de un proceso de rescate.

Debido a tales hechos, la credibilidad de TELEVISA no solo no creció sino que, por la propia naturaleza de lo transmitido, descendió en forma por demás notoria; mientras que la Secretaría de Marina, quien contaba en su haber más elementos y hechos de credibilidad (aun cuando también acumulaba hechos negativos), su índice de tal naturaleza descendió en forma por demás relevante.

Al respecto, en lo que se refiere a la Secretaría de Marina, habría que preguntarse si su proceder fue como consecuencia de su impreparación, de su  incapacidad o de no poseer  elementos de la tecnología de última generación para enfrentar hechos derivados de un sismo, relacionados con el salvamento de vidas y la recuperación de víctimas, o bien, actuaron, comunicaron e informaron a sabiendas que nunca existió “Frida Sofía”, o bien fue solo consecuencia de un error humano sin posibilidad de justificación alguna.

Si se ubica en el segundo caso, habría que preguntarse el porqué de su  proceder, mientras que, si se le ubica en el primero, la pregunta resultante sería el porqué, sin la capacidad, sin la preparación y sin los elementos tecnológicos indicados, a la Secretaría de Marina se le dio la encomienda de coordinar los rescates de las víctimas del Colegio Enrique Rébsamen; y si solo fue un error humano, entonces sería materia de la valoración de la “superioridad” cuyo institución quedaría muy mal ubicada en su grado de aceptación ciudadana.

Las respuestas quedan para el imaginario colectivo.

25 de septiembre de 2017.

Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

Un Comentario en “El futuro que viene.- La credibilidad perdida”

  1. Cruz felipe ruiz

    Maestro yo creo que fue un trstro armado dado que el tema de Frida Sofia Solo televisa lo tenia en sus manos, televisa estaba en las mejores posiciones en el colegio. Tv azteca nunca participo u otra televisora Frida Sofia era solo un chupacabras solo un distractor de la realidad le mando un fuerte abrazo Saludos

    Reply

Deja una respuesta en Cruz felipe ruiz

  • (will not be published)