Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

El futuro que viene.- ¿Partidos o grupos?

Una vez instalado el Congreso del Estado y en el inicio de su funcionamiento, se considera oportuno determinar si al interior del Congreso prevalecen y prevalecerán los partidos o los grupos políticos.

El Congreso del Estado se integra por veinticinco diputados. Quince de mayoría relativa y diez de representación proporcional.

De lo que se percibe y de acuerdo al inicio de la integración y operación del Congreso, diez diputados se identifican con MORENA, cinco diputados provienen del Partido Revolucionario Institucional, mientras que cuatro son fieles al Partido del Trabajo, cuatro pertenecen al Partido Acción Nacional, uno al Partido de la Revolución Democrática y el restante proviene del Partido Verde Ecologista de México.

A estas alturas, no hay discusión ni digresión alguna, sino que las diferencias afloran en relación a quién es la mano que mece la cuna o la mente que guía e influye en las decisiones que se han tomado hacia el interior del Congreso: ¿es Enrique Novelo, futuro súper  delegado estatal del gobierno central, o es el delegado de MORENA Rosendo Salgado y, por tanto, el que decidió quien presidiera la Junta de Coordinación Política y la Secretaría General del Congreso? En esa toma de decisiones ¿intervino el dirigente estatal del Partido del Trabajo, el senador de mayoría Alejandro González Yáñez o solo vio los toros desde la barrera, pero si apoyó ambas decisiones a través de los cuatro diputados provenientes del Partido del Trabajo?

Por otra parte, el resto de las direcciones claves en la operación y conducción del Congreso dependerán de ¿Enrique Novelo o de Rosendo Salgado?, lo cual es muy importante precisar en atención a que ambos o solo uno de ellos harán el trabajo político con miras a identificar y decidir a los candidatos a presidentes municipales con los cuales habrá de participar su partido, MORENA,  en la renovación de los ayuntamientos, y además, decidirán la integración de las planillas de los mismos (síndicos y regidores).

Se estima, en principio, que las decisiones deberán de tomarse en consuno entre los dos partidos que conformaron la coalición en Durango Juntos Haremos Historia (MORENA y PT) que fue la que obtuvo la mayoría absoluta del Congreso del Estado con catorce diputados.

Por otra parte y dentro del mismo contexto, es preciso tomar nota que los diez diputados de MORENA provienen de fuerzas políticas diferentes o bien de la sociedad civil.

Seis de los diez diputados de MORENA tienen su origen en el PRI. Uno es diputado por mayoría del primer distrito; cuatro de mayoría provienen de la Comarca Lagunera de Durango; uno de los dos diputados plurinominales de MORENA militó en el PRI, y la dama diputada por el principio de representación proporcional, en un tiempo militó en el Partido Acción Nacional y fue candidata gobernadora por uno de los partidos de la llamada “chiquillada” en 2016; mientras que las vencedoras en los distritos tres, seis y siete se identifican más con la sociedad civil que con partido político alguno.

No existe problema en los diputados del PT. Los cuatro son afines al mismo, principalmente el vencedor por mayoría en el segundo distrito y que utilizó la reforma constitucional para ser reelecto como tal pero ahora por mayoría y ya no por el principio de representación proporcional tal y como fue electo en 2016.

Los cuatro diputados del Partido Acción Nacional, se diría que son químicamente puros. Dos de mayoría y dos de representación proporcional, y de los primeros, también fue reelecto pero por un municipio distinto por el cual compitió en 2016.

Los diputados del Partido de la Revolución Democrática y del Partido Verde Ecologista de México, tampoco hay problema. El primero identificado con su partido y quien ganó por mayoría, mientras que el segundo es el presidente estatal del mismo y también fue reelecto pero ahora por el principio de representación proporcional.

Los diputados identificados con el PRI, cuatro de ellos fueron electos por el principio de representación proporcional y la quinta ganó por mayoría en el distrito quince.

Así conformados los grupos e identificado su origen, queda en el contexto político una circunstancia que no puede pasar desapercibida y que podría generar una fuerza distinta al margen de los partidos políticos.

Me refiero a los diputados claramente identificados con el anterior ex gobernador y que serían los cuatro plurinominales del PRI, los dos plurinominales de MORENA, uno de mayoría también de MORENA,  tal vez otro más de mayoría de la Comarca Lagunera de Durango. Posiblemente uno de los diputados del PAN quien es el candidato vencedor por el quinto distrito y con certeza el diputado del PVEM.

Si  fuere cierto lo descrito, se procede a hacer cuentas y los diputados que se supone fueron afines al ex gobernador (que tal vez conserve su afinidad hacía él), podrían integrar un grupo parlamentario sui géneris en cuyas manos bien podrían estar la conducción del Congreso; grupo que contaría, sin duda alguna, con el Secretario General del Congreso cuya afinidad al ex gobernador no estaría en duda, puesto que basta recordar que durante su gestión fungió como Secretario General de Gobierno y como Secretario de Educación Estatal

Para evitarlo, se dependerá en mucho de la asesoría de Enrique Novelo y/o de Rosendo Salgado.

10 de septiembre de 2019

Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)