Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

El futuro que viene.- Personalidades en pugna

La elección senatorial en Durango en 2018 refleja incertidumbre en relación a los resultados, y más para la fórmula del Partido Revolucionario Institucional (PRI), partido éste que en la elección de referencia compite solo sin la ayuda tradicional de los partidos Verde Ecologista de México y Nueva Alianza, circunstancia que acentúa la incertidumbre a tal grado que podría convertirse en certidumbre contraria a sus expectativas de triunfo.

Para entrar en materia, se recuerda que la fórmula del PRI en 2000 resultado vencedora al igual que en 2012, pero no en la elección de 2006 en la cual dicho partido solo obtuvo un senador por la vía de la primera minoría.

Para el proceso electoral en curso, relacionado con la elección de senadores en esta Entidad, se delinean o visualizan en el horizonte electoral tres personalidades que ocupan el primer lugar en las respectivas fórmulas senatoriales: el alcalde de Durango cuya postulación implicó la separación definitiva del cargo, la diputada federal con licencia y a la vez ex presidenta municipal de Gómez Palacio (que forma parte de las dos familias que desde la década de los sesentas del siglo pasado dominan el entorno electoral de la región lagunera de Durango) y el dirigente cuasi vitalicio del Partido del Trabajo en el Estado.

De las tres personalidades en pugna, únicamente dos están destinadas con certeza a formar parte de la próxima Cámara de los Senadores en representación de Durango, ya fuere por la vía de mayoría relativa o bien de primera minoría.

La personalidad dominante de cada uno de ellos será el factor clave para que su compañera o compañero de fórmula sea senadora o senador por la vía de mayoría relativa, para la cual el factor territorial y el resultado de sus gestiones en los diversos cargos político-administrativos  que ha desempeñado y su presencia citadina,  también habrán de constituir factores esenciales para tal efecto

Al alcalde separado del cargo, se supone que  en el municipio de Durango y que tiene una fuerza electoral significativa, le favorece la correlación de fuerzas territoriales  más sobre la candidata gómez palatina y sobre el dirigente cuasi vitalicio del Partido del Trabajo. Sin embargo, se supone que los momios están y estarán en su contra en la comarca lagunera de Durango (segunda región en el listado nominal de electores), misma suerte que seguramente tendrá el dirigente del Partido del Trabajo, ya que en el tal caso la correlación de fuerzas se dará a favor de la candidata oriunda de Gómez Palacio cuyo dominio natural  deberá ser reforzado por las acciones de la alcaldesa de dicho municipio, si es que se supone (como todo lo indica) que buscará la elección municipal para dirigir sus baterías otra vez a la gubernatura el estado en 2022.

Las déficits de que cada uno de ellos se podrían superar en el resto del estado en los cuales se percibe la  recia personalidad del “doctor”, pero que en la confrontación con la candidata gómez palatina, ésta lo podría superar en atención a la muy buena imagen que genera su persona  y a la facilidad que tiene en su discurso.

En tales confrontaciones de personalidades y de regiones, el candidato ubicado en el primer lugar de la fórmula senatorial por parte del Partido del Trabajo, solo contaría con el impulso que le otorgue la candidatura presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia. Sin el impulso del candidato presidencial, el tercer lugar en la contienda senatorial lo tendría asegurado la fórmula de la cual él preside.

Lo anterior es así en lo que se refiere a las perspectivas de los candidatos situados  en el primer lugar de las fórmulas senatoriales.

Ahora bien. Cuál de las tres fórmulas senatoriales estaría mejor integrada para que el candidato/a situado/a en segundo lugar, con su fuerza electoral y su personalidad, fuere  la fórmula  la vencedora y así pueda llegar a la cámara por la vía de mayoría relativa. La pérdida le impediría llegar por la vía de primera minoría.

En esta confronta de las segundas fórmulas, se percibe factores que se pueden traducir  en  la fórmula vencedora.

El candidato ubicado en el segundo lugar de la fórmula por parte del PRI tiene una larga militancia que le ha permitido recorrer y estar en contacto con la estructura partidaria de los treinta y nueve municipios del Estado. Movilidad pasada con  proyección al presente que no tienen las compañeras de fórmula de los dos contrarios, ya que ambas son originarias de Durango Capital, con residencia actual en esta ciudad, aun cuando una de ellas radicó buen tiempo en la Ciudad de México en donde se desempeñó en cargos administrativos de relieve en los ámbitos de los poderes legislativo y ejecutivo de la Unión. La personalidad impoluta de la compañera de fórmula del dirigente del Partido del Trabajo solo es conocida en Durango y no hay tiempo para que la misma permee en el resto del Estado

El trabajo pasado y la militancia muy conocida del primero citado,  podría dominar a las oponentes y contribuir para que la fórmula avalada por el PRI fuere la vencedora, aun cuando para ello tendría que superar el rechazo muy notorio hacia el PRI y sus candidatos, los cuales, para obtener votos y ganar la elección, tendrán que trabajar más basados en sus cualidades y actividades  personales que en la fuerza estructural de su partido que decidía las elecciones (lo cual no sucedió en 2006).

En conclusión. La victoria por las posiciones senatoriales dependerá de las personalidades de los integrantes de las fórmulas, así como de la intensidad y amplitud de sus campañas y de sus habilidades para ganar las simpatías del electorado inmerso en un desencanto partidario creciente y muy notorio.

Pero, no habría que descartar la sombra protectora del candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, o bien del candidato de la coalición Por México al Frente y más si se toma en cuenta que uno de los miembros de los partidos coaligados gobierna en el Estado, y por qué no, la reversión de las preferencias electorales que ahora están en contra del candidato de la coalición Todos por México que sus coordinadores generales y regionales esperan que ocurra después del relanzamiento de la campaña de dicho candidato que intenta ganarse el voto duro del partido (PRI) en un inicio marginado por el candidato presidencial solo simpatizante del mismo.

Por otra parte, habría que tomar nota qué hacen los candidatos a diputados federales y locales a favor de las fórmulas senatoriales postulados por los mismos partidos que se inclinaron por ellos para que fueran los candidatos y que ya andan en campaña con miras a ganar su elección.

18 de mayo de 2018.

Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)