Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

El futuro que viene.- Por la libre

La ambición de ser del alcalde capitalino concentra la atención política de todos los del oficio y los oficiosos de la teoría y de la práctica de la política.

Los tiempos políticos avanzan hacia las elecciones municipales del primer domingo de junio del año que viene.

El partido en el poder, tal vez se vea pero no se siente, ante la carencia  de cuadros políticos que atiendan a la conducción del mismo y escudriñen en el pasado, el presente y el futuro con miras a encontrar cuadros competitivos para disputar con éxito las treinta y nueve presidencias municipales que estarán en disputa, y más si se toma nota que habrán de enfrentarse a las nuevas reglas electorales que incluyen la paridad de género y la obligación de postular a jóvenes, ciudadanos menores de treinta y cinco años de edad,  por lo menos a una tercera parte para los cargos en disputa.

El otrora partido invencible que reclamaba para sí el aval de la extinta Revolución Mexicana en todos sus efectos, aparece con bríos revitalizados en sus recorridos por el estado, en su intención-pretensión de recuperar militantes que, como ovejas descarriadas, pululan en la entidad sin orientación fija, tal vez con la esperanza de que les reconozcan sus méritos del pasado, o bien, que el nuevo partido de las mayorías los distinga y los invite a incorporarse a sus filas con el señuelo de que en el seno del partido por fin les hará justicia (no la revolución) sino su “vocación de servicio a la comunidad” que se precian de tener aun cuando sea invisible para los demás.

El partido-movimiento de AMLO tuvo los votos y conquistó posiciones estatales en las pasadas elecciones, para lo cual le bastó la avalancha electoral de aquél, sin tener la estructura formal y necesaria para el funcionamiento óptimo de un partido político para alcanzar resultados plausibles.

Para las elecciones que vienen, su dirigencia y su estructura se encuentra desmantelada y con serias diferencias con quien realmente tendrá el control de los recursos humanos y materiales para operar con éxito con miras a las próximas elecciones (el llamado súper delegado general del presidente de la República). La resolución favorable para dejar sin efecto la suspensión de que como miembro del partido había suspendido  al delegado-dirigente  estatal de sus derechos partidarios,  no le alcanza para construir una estructura que en automático lo conduzca a identificar y postular candidaturas competitivas que ya no tendrán el respaldo de la figura del candidato presidencial, y que, por el contrario, en algo les alcance y les demerite su figura y sus posibilidades de triunfo, el conjunto de contradicciones o yerros (las primeras salvadas y los segundos corregidos), en las declaraciones y propuestas del candidato electo y de sus legisladores de confianza en ambas cámaras.

El resto de los partidos no cuentan para ser competitivos en las elecciones que vienen, ni aún en alianza con alguno de los partidos que llenan el espacio político electoral, por lo que, sus resultados habrán de ser más magros que en las elecciones pasadas.

Luego pues, en el terreno de la competencia electoral por venir, solo se perciben en el horizonte político-electoral cada día más próximo, el alcalde capitalino y la presidenta municipal de Gómez Palacio que aspiran a conservar la presidencia municipal vía la reelección y que por ahora no se vislumbra algún aspirante con posibilidades de superarlos, y menos, en el segundo municipio en el cual el clan Herrera Araluce tiene todo para ganar en la siguiente elección. Tal vez no lo tendrá para las siguientes en 2021 y en 2022.

Con la llegada del amigo del alcalde capitalino a la coordinación de los senadores del Partido Acción Nacional, se considera que aquél ya está en posibilidades de superar la negativa para su postulación hacia la reelección  de una corriente estatal de dicho partido, cuyos integrantes se sienten afectados porque el alcalde les jugó contras tanto a ellos como al partido y al propio gobernador, al haber revivido la presencia de su original partido el Movimiento Ciudadano, por medio de distinguidos militantes del PAN que, sin duda alguna, les mermaron votos a este partido y a sus candidatos.

Salvo una causal inesperada, se estima que nada ni nadie le impedirá al alcalde capitalino obtener la postulación, por lo menos del PAN, para buscar la reelección de presidente municipal de Durango el año que viene.

Para competir en su contra, se considera que, por ahora,  el ex invencible PRI no tiene candidato o candidata con la suficiente fortaleza para vencerlo en las urnas.

El candidato que se estima que sí lo podría superar, sería el que postulare MORENA cuyo líder nato (el presidente electo) no vería mal la reelección del presidente municipal de Durango, si se toma en cuenta o se recuerda que éste, en las elecciones de 2006, lo apoyó ampliamente en su pretensión de ser electo presidente de la República en ese año.

Mientras el tiempo corre, el candidato de MORENA que podría competir con éxito en contra del alcalde capitalino, se incuba en el interior del Congreso dentro del cual, como legisladores o como funcionarios del mismo, se identifican a dos candidatos con fuerza para competir y para ganar, a menos que reciban el voto de castigo de los militantes del partido al que abandonaron.

En el exterior actúa porque quiere ser candidato, uno que ya lo fue como independiente en el 2016 y quien actualmente se le ubica cerca, muy cerca de la dirigente nacional de MORENA o del próximo canciller del gobierno de la República que encabezará AMLO.

Veremos cómo se resuelvan las candidaturas, y más si se concreta la versión de que alguno o todos de los partidos con fuerza para vencer (MORENA, PRI y PAN) andan con una lámpara al estilo de Diógenes en busca de una candidatura de la sociedad civil con altos niveles de aceptación y nulo rechazo por parte de los integrantes de aquélla.

23 de noviembre de 2018.

Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)