Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

El futuro que viene.- ¿Qué ofrecer?

Por Juventino Rodarte Solís

Se deja de lado el inédito proceso electoral de 2018, en el cual se disputan un número de posiciones de elección popular que nunca se había dado en el contexto político nacional, para tratar exclusivamente la contienda  de parte de las quince diputaciones locales de mayoría relativa que están en juego en el Estado de Durango.

Al respecto, derivado de la intensa campaña electoral por la disputa presidencial en la cual el país está inmerso, y que todo indica, salvo todo lo que pueda pasar en el resto de los tiempos de campaña, la vencedora será la coalición Juntos Haremos Historia y su candidato Andrés Manuel López Obrador, cuyos efectos podrían repercutir positiva o negativamente en relación directa a la ubicación de los candidatos a diputados locales filiales a aquélla y  que aspiran a obtener una curul por la vía de mayoría relativa.

Con tales miras, los candidatos con mayores posibilidades de vencer, se preguntan qué deben de ofrecer para poder convencer a los electores que voten a favor de ellos.

En tal sentido, solamente se analizarán las posibilidades de los candidatos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y las candidaturas comunes de los partidos Acción Nacional (PAN) y  de la Revolución Democrática (PRD).

Para pretender contestar a la interrogante planteada, se observa la realidad y se encuentra que de los quince candidatos del PRI, los candidatos de los distritos 2, 3, 6, 8, 9, 11 y 14 ya han sido diputados, unos más de una vez  y con reelección mediata (3, 6, 11 y 14) y otros que aspiran a la reelección inmediata (8, 9, 11 y 14).

Por lo que concierne a las candidaturas comunes del PAN y del PRD, del análisis de las mismas, se concluye que cinco de los pretensos diputados ya lo han sido (distritos 2, 3, 5, 7 y 13). Uno de ellos por el distrito 5, que lo ha sido en más de una vez y que ahora aspira a la reelección inmediata, mientras que los restantes ya lo han sido solo una vez y que en la presente contienda desean ser otra vez mediante la reelección inmediata (distritos 2, y 3), mientras que el candidato por el distrito 7 y la candidata por el distrito 13 serían electos a través de la reelección mediata.

Los candidatos/as de los distritos enumerados, qué pueden ofrecer para convencer a sus electores que nuevamente merecen su voto porque, en las ocasiones anteriores que fueron electos y fueron diputados, satisficieron las expectativas ciudadanas a tal grado que se podría afirmar de  que obtuvieron el derecho para aspirar a ser candidatos otra vez, para luego vencer y ser otra vez legisladores.

Desde la perspectiva territorial, los candidatos del PRI por los distritos 2, 3, 6, 8, 9 y 14, no tendrían mayores problemas para demostrar a los ciudadanos electores que les cumplieron tanto en el plano legislativo como en el aspecto de gestoría y de representación las veces que anteriormente fueron diputados, aun cuando sin pasar por alto que el territorio electoral de los distritos 2, 3 y 6 no corresponden íntegramente al que anteriormente formó parte los distritos aludidos, mientras que el candidato por el distrito 8 y la candidata por el distrito 9 compiten en el mismo espacio electoral como lo hicieron en 2016. Por su parte, el candidato por el distrito 14 disputará un espacio electoral también diferente por el que compitió en 2010, sin pasar por alto que fue suplente en 2016 por el mismo distrito pero él fue diputado gracias a que también fue candidato suplente del ubicado en el primer lugar de la lista de candidatos plurinominales, lo cual le permitió acceder a la diputación. Finalmente, por lo que se refiere al candidato que aspira a la reelección inmediata por el distrito 11, podría enfrentar el reclamo de los electores del distrito vecino a aquél y por el cual fue candidato en 2016 y que ahora simplemente cambió de distrito,  tal vez para no enfrentar a los reclamos de sus electores pasados.

En una situación similar a la narrada, se enfrentarán los candidatos que compiten bajo la denominación de candidaturas comunes amparados por las siglas de los partidos PAN y PRD.

De ellos, la candidata por el distrito 3 fue electa en 2016 y estará en posibilidades y tendrá la oportunidad de convencer a los electores que nuevamente vale la pena emitir su voto a su favor, puesto que sí  cumplió con las expectativas de aquéllos en los planos legislativos, de gestoría y de representación, por lo que merece que nuevamente le otorguen su confianza.

Tales circunstancias no convergen en las candidaturas de la candidata por el distrito 2 y por el candidato del distrito 5, en tanto que ahora compiten por un distrito  distinto por el cual fueron electos en 2016 (distritos 1 y 4 respectivamente).

Por su parte, el candidato por el distrito 7 y la candidata por el distrito 13 fueron diputados de representación proporcional y ahora compitan por los distritos señalados, de tal manera que tienen una amplia gama de posibilidades y de opciones para demostrar su valía como diputados en materia solo de legislación y de gestoría,  a tal grado que merecen recibir la confianza del electorado para ser otra vez legisladores locales, ahora por la vía de mayoría relativa. En consecuencia, ellos podrían tener una expectativa mayor acerca de qué ofrecer para convencer a los electores para que emitan su voto a su favor.

El uno de julio próximo se sabrá quiénes convencieron para volver a ser diputados dentro de un contexto de mayor competencia, en atención a que no se sabe cómo podrían y podrán ser beneficiados los candidatos locales por los distritos analizados, postulados por los partidos MORENA y Partido del Trabajo bajo la figura de candidatura común, debido al apoyo e impulso del candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, así como se desconoce los alcances de la figura y de la influencia del alcalde capitalino con licencia definitiva que aspira ser senador de la república y que podrían beneficiar a los candidatos del Partido Movimiento Ciudadano, especialmente en los distritos 1, 2 y 5 ubicados en el municipio de Durango, puesto que tiene especial interés en  el triunfo de los mismos para que él, por conducto de ellos, esté representado en la próxima legislatura local (2018-2021), para así fortalecer su candidatura a gobernador del estado en el cada día más cercano 2022.

21 de mayo de 2018.

Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)