Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

El futuro que viene.-¿Qué quiere Yolanda?

La senadora Yolanda de la Torre Valdez tiene una alta presencia en los medios de comunicación locales, y en no pocas veces también en los nacionales, lo cual conlleva, de forma natural, a preguntar a qué aspira la senadora De la Torre Valdez en las elecciones inmediatas que vienen, primero  en el 2018 y luego  en el 2019.

La senadora Yolanda de la Torre Valdez, a partir de las elecciones locales de 2001, en las cuales resultó electa con relativa facilidad como diputada local (2001-2004), ha tenido una carrera ascendente y plena de éxitos.

Primeramente fue electa como síndica del municipio de Durango en 2007, cargo en el cual no terminó, puesto que, desde el sitial o plataforma edilicia, fortalecida con la dirigencia estatal de su Partido, en 2009 fue electa diputada federal por el principio de representación proporcional. Con tal carácter, en la legislatura resultante, tuvo una actuación relevante, lo cual la condujo a integrar como suplente la fórmula del Partido Revolucionario Institucional que fue postulada para llegar a la Cámara de los Senadores por la vía de mayoría relativa, y en la cual iba como candidata propietaria  la ahora alcaldesa de Gómez Palacio, Dgo.

En atención a sus antecedentes político-legislativos en ascenso, Yolanda de la Torre Valdez otra vez fue postulada como candidata a diputada federal por la vía de representación proporcional en las elecciones federales de 2015, lo cual le permitió integrar de nueva cuenta la Cámara de los Diputados para el trienio 2015-2018.

Cuando se visualizaba que su actuación y su fuerza política, tanto nacional como localmente, la llevaría a ser postulada a senadora de la República en representación del Estado por la vía de mayoría relativa, o bien por la de representación proporcional, de repente, la postulación de la senadora propietaria Leticia Herrera Ale como candidata a la presidencia municipal de Durango, y cuyo triunfo de antemano se consideró como seguro, la diputada De la Torre Valdez fue forzada a dejar la Cámara de los Diputados para integrarse a la de los Senadores; cargo legislativo que a la fecha detenta y en la cual, de acuerdo con lo que se desprende de los medios de comunicación, su actuación va más allá del término medio, lo cual la llevó a integrar, en representación del Senado y junto con otros pares,  la Asamblea Constituyente para la Ciudad de México, así como fijar el posicionamiento de sus compañeros senadores el pasado 1 de septiembre, fecha en la cual se inició el primer periodo de sesiones del Congreso de la Unión, y lo cual tuvo lugar, de acuerdo con la Constitución, en la sede de la Cámara de los Diputados.

Luego pues, se reitera la pregunta: ¿cuáles son las aspiraciones políticas de la señora senadora en las elecciones por venir?, en el entendido, de acuerdo a los expertos que no podría reelegirse ni como senadora ni como diputada federal, puesto que se lo impide un artículo transitorio de la reforma constitucional en materia electoral, que no permite reelegirse  a los diputados y senadores de las legislaturas 2012-2015 y 2015-2018, ya que ellos, por haber sido integrantes del Congreso Constituyente Permanente que aprobó las reformas, éstas no podrían ni pueden beneficiar a ellos porque aparecería que habrían intervenido a su favor en la reforma constitucionales en materia electoral citada.  Se reitera, eso es lo que opinan expertos en la materia, por supuesto, salvo prueba o interpretación en contrario.

Por lo tanto, dada la existencia de tales impedimentos, a la senadora Yolanda de la Torre Valdez se le podría presentar la oportunidad para ser candidata a diputada local por cualquiera de los dos principios, y en especial por el de mayoría en cualquiera de los distritos locales con cabecera en la ciudad capital, por supuesto de preferencia en el primer distrito en el cual venció con relativa facilidad, lo cual podría hacer aun cuando las condiciones políticas son ahora muy diferentes a las que prevalecían en el lejano año de 2001.

La decisión o las decisiones le corresponden a ella y a su Partido, en el entendido que a los anteriores cargos de elección popular, tuvo acceso de la mano y con  el impulso de los tres gobernadores anteriores. Por otra parte, la aún senadora podría esperarse y ser candidata a la presidencia municipal de Durango en las elecciones de 2019.

Una situación similar a la de la citada senadora, sería la de Héctor Vela Valenzuela quien, en su momento, también recibió el apoyo y la proyección para ser por los mismos gobernadores que aquélla. Inclusive, en una ocasión dejó un cargo de relieve en el orden administrativo para ganar el distrito número cinco con cabecera también en esta ciudad capital y que se consideraba perdido o muy competido, lo cual al final resultó falso puesto que venció a su principal opositor con una diferencia de votos sustancial.

Vela Valenzuela sería un buen candidato a diputado el año próximo, y más que por ahora su Partido no encuentra candidatos competitivos para postular el año próximo, de tal manera que éste podría ser candidato a diputado local o a diputado federal por el  distrito electoral federal número cuatro que se avizora será de una muy alta competencia.

15 de septiembre de 2016

Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)