Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

El futuro que viene.- Relevo irrelevante

Al fin, el jefe nato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) decidió sustituir al presidente nacional del mismo por el ex gobernador de Guerrero René Juárez Cisneros (1999-2005), quien formó parte del grupo de gobernadores liderado por Miguel Ángel Osorio Chong, que apoyaron para que Enrique Peña Nieto fuera el candidato a la presidencia de la República por el partido citado en 2012.

El relevo concretado el día de hoy es totalmente intrascendente y por lo mismo irrelevante para que se traduzca en una reversión de las preferencias electorales a favor del candidato del PRI José Antonio Meade Kuribreña (JAMK)  y las cuales hasta el día de hoy no le favorecen y lo colocan en el tercer lugar de las mismas; sitial que ocupa desde la decisión tomada para que aquél fuera el candidato de la coalición Todos por México (PRI, PVEM y PANAL).

Se sostiene que el relevo tiene tales características porque el daño en detrimento de la candidatura presidencial aludida ya se dio. A la fecha, la militancia tradicional y  consistente del PRI no se ha sumado en su totalidad a favor de su candidatura, mientras que la sociedad civil tampoco se ha inclinado en tal sentido porque no solamente no coinciden con el PRI y sus candidatos, sino que no quieren que el partido y el grupo dominante conserven el poder. Desean un cambio, la alternancia, y el cambio y la alternancia consideran que no se dará a través de JAMK.

Además, el daño se consolidó desde el momento que el grupo en el poder, a través de la convergencia de intereses y opinión del presidente, de Enrique Ochoa Reza Ochoa y de Aurelio Nuño Mayer (JAMK fue un testigo silencioso que solamente decidió un número mínimo de candidaturas), se distribuyeron las candidaturas a diputados federales y a senadores entre sí y a favor de sus más cercanos, lo cual provocó que la vieja estructura y militancia tradicional se inconformaran a través de una especie de brazos caídos y se abstuvieran de involucrarse a fondo en la campaña presidencial y en las mismas campañas de diputados y senadores. Por supuesto, salvo excepciones muy contadas.

Luego pues, ¿a qué llega René Juárez Cisneros como presidente nacional del PRI? (se comenta que en forma provisional lo cual genera dudas sobre su legalidad estatutaria, pues en casos similares, la renovación de dirigentes se da a través del principio de prelación).

Llega únicamente a manejar la propaganda institucional del partido en sus vectores estructura territorial, sectorial y de sus organizaciones.

Los dirigentes sectorial y de las organizaciones poco habrán de requerir de la presencia y del apoyo del presidente provisional del PRI, puesto que tienen su propia autonomía y organización para actuar per se en espacios y conglomerados muy mermados en relación a los que controlaban en tiempos muy lejanos.

Por lo que se refiere a la estructura territorial y de los mismos sectores y organizaciones de los estados, en los gobernados por militantes del PRI  que continúan fieles al partido de origen (Sonora, Sinaloa, Colima, Guerrero, Oaxaca, Yucatán, Campeche, Coahuila, Zacatecas, San Luis Potosí, Hidalgo, Jalisco, Tlaxcala y Estado de México), la conducción de la campaña y los resultados son de la absoluta responsabilidad de los mismos, y más si se toma en cuenta que  dominaron sus preferencias y simpatías en la postulación de candidatos a diputados federales y a senadores.

En tales espacios territoriales, poco tendría que hacer el dirigente nacional del PRI y más que los estados gobernados y no gobernados por militantes del mismo, las tareas de coordinación político electoral han sido encomendadas a cinco coordinadores, uno por cada circunscripción territorial electoral federal (como coordinador de la cuarta fue designado el ahora dirigente nacional “provisional”).

En consecuencia, los espacios más necesitados de sentir el apoyo de la dirigencia nacional del partido en recursos humanos y, sobre todo, materiales, serían y son las entidades no gobernadas por militantes del PRI que son los más: Baja California, Baja California Sur, Nayarit, Chiapas (originalmente el estado se ganó en coalición PRI-PVEM pero en los tiempos que corren se dio una ruptura), Quintana Roo, Veracruz, Tamaulipas, Chihuahua, Durango, Aguascalientes, Michoacán, Guanajuato, Puebla, Morelos, la Ciudad de México y Nuevo León en el cual llegó al poder un gobernador con el sello de “independiente”.

En tales espacios federativos, la dirigencia nacional del PRI y de sus sectores y organizaciones estarían limitados en su actuar político-electoral a favor de su candidato presidencial, en atención a que se enfrentarían a los intereses creados de los gobernadores y de sus respectivas maquinarias político-electorales, y más si se toma en cuenta que, de entrada, las encuestas arrojan que los partidos opositores conservarán tales entidades, aun cuando en más de una podría darse el cambio del partido en el poder, pero ninguna a favor del PRI.

Por otra parte, y para finalizar el porqué los momios están en contra de JAMK, está el hecho de que en dos de los estados gobernados (Yucatán y Jalisco) por el PRI y en aquél ganado por una coalición: Chiapas (PRI-PVEM), estarían próximos a perderse, principalmente Jalisco en el cual la pérdida se da por hecho a favor del candidato del Partido Movimiento Ciudadano.

En conclusión. Los analistas coinciden en su mayoría en que el arribo del dirigente nacional “provisional” del PRI se dio con la finalidad de rescatar lo rescatable, dentro de lo cual se podría decir que  no está la candidatura presidencial ubicada en un lejano tercer lugar de las preferencias electorales en relación al candidato que desde siempre domina las encuestas. Pero, en política, todo dentro de lo posible cabe.

Como colofón, habría que mencionar que, de acuerdo con especialistas, el coordinador general de la campaña presidencial no “da el grado” para tal cargo puesto que le falta experiencia y “feeling” partidarios.

4 de mayo de 2018.

Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)