Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

El futuro que viene.- Rumores,  solo rumores

IMG_0865.JPG

Me parece recordar que en la década de los ochenta, José R. Vargas, en el periódico que dirigía, escribía una columna titulada “Rumores, solo rumores”, la cual utilizo para dar pie a la presente colaboración en los sentidos siguientes.

Dentro y fuera de los recintos universitarios se escucha el rumor que los gobiernos municipal y estatal, por diferentes medios y personas, pretenden ser los factores claves para elegir al próximo Rector de la Universidad Juárez del Estado de Durango;  rumor al que se le suma otro consistente en que el hermano del anterior gobernador, quien conserva no pocos actores de y en la vida universitaria, también tiende sus redes y a través de sus contactos, también quisiera ser quien definiera quién será el próximo Rector.

Por lo que se refiere al gobierno del Estado, el rumor se encamina a que se pretende influir en la decisión que solo le corresponde a los universitarios, por conducto de dos miembros distinguidos de la estructura gubernamental, quienes no siempre coinciden con el mismo candidato.

Para constatar la veracidad de tal rumor, se dijo en su momento y hasta la fecha persiste la creencia de que el anterior Rector fue presionado por un alto funcionario gubernamental para que dejara el cargo, para que así no tuviera la tentación de apoyar desde su sitial y con los recursos de que la institución dispone, a favor de determinado candidato, lo cual dio pie para que un joven  y brillante académico que aún no tiene la edad para aspirar a la Rectoría, se hiciera cargo de la misma tal y como lo dispone la legislación universitaria, y quien no podría estar exento de caer en la tentación de inclinar la fuerza del cargo a favor de uno de los aspirantes a Rector.

En lo que concierne al Presidente municipal, quien es presa de su ambición por el poder, se rumora que también tiene clavada su pica en los terrenos universitarios y que, ya fuere en forma directa o a través de uno o más operadores, también aspira a decidir la sucesión del Rector, influido por la creencia que el futuro Rector podría ser un valioso aliado para alcanzar su objetivo de ser el próximo gobernador de Durango.

Por su parte, se rumora que el hermano del ex gobernador, ya fuere por su cuenta o de acuerdo con el ex, desea ser el factor decisivo para elegir al próximo Rector, tal y como él solo o junto con su hermano el gobernador, resolvieron en tres ocasiones distintas la elección del Rector, para lo cual se apoyarían en varios directores de la Universidad que llegaron al cargo gracias a la voluntad de uno o de los dos hermanos.

Tales son los rumores, que se desea que sean solo rumores, pues por el bien de la Máxima Casa de Estudios del Estado, lo único aceptable es que los miembros de la comunidad universitaria, sin influencia alguna del poder actual en ejercicio del mismo, sin injerencia del pasado que no se quiere ir, decidan por sí y ante sí y la Universidad, quién posee las mejores cualidades para ser el próximo Rector quién, además, debe ser el garante total de la autonomía que se perdió a fines de septiembre de 2010, de tal manera que con tales prendas y para bien de los alumnos presentes y futuros, recupere los tiempos, espacios y rangos perdidos en el contexto de la vida de las universidades del país.

Escrito por Juventino Rodarte

Articulista del Periódico El Sol de Durango. Profesor Universitario Jubilado.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)