Escrito por Hermann Linden

Licenciado en ciencias de la Comunicación, con especialidad en medios masivos. Analista y comentarista político.

El medio ambiente de la democracia

Nunca la democracia en nuestro país ha tenido que transitar en un medio ambiente tan complejo como el que se vislumbra para este año.

Esta complejidad deriva de tres factores. En primer lugar, del desencanto con la democracia. Esta decepción se refleja en una crisis de credibilidad de las instituciones, partidos políticos y parlamentos, y que incluso alcanza a afectar la confiabilidad y las expectativas que los procesos democráticos generan entre la sociedad.

En segundo lugar, el surgimiento de pulsiones autoritarias constituyen un caldo de cultivo propicio para que germinen sentimientos adversos como el miedo o la intolerancia.

El tercer factor es la complejidad de la preparación del proceso electoral 2018, que será concurrente y habrá complicaciones entre las autoridades electorales sino confusión entre los votantes.

Sin embargo, el malestar con la democracia es algo que caracteriza los tiempos actuales y esto se debe al incumplimiento de las promesas de campaña.

A pesar de todo, soy un convencido y un apasionado de la democracia, no pierdo la fe que con la participación activa de la ciudadanía se podrán exigir cuentas a quienes se pretenden reelegir o buscar nuevamente la responsabilidad que ya habían ocupado en años anteriores.

Podemos hacer algo diferente, que se refresque nuestra democracia con propuestas serias, que se presten a la comparación y estudios de su implementación, no solamente que sean buenas intenciones.

Escrito por Hermann Linden

Licenciado en ciencias de la Comunicación, con especialidad en medios masivos. Analista y comentarista político.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)