Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Entre Sun Tzu y la Justicia de la Unión

img_5742.jpgAntes de que Aispuro asumiera el poder, enfrentó una breve crisis por aparecer en ceremonias públicas a lado de Jorge Herrera Caldera, entonces gobernador saliente y a quien se enfrentó en dos ocasiones por la gubernatura del estado.

Para ese tiempo, platiqué al menos con tres integrantes del círculo cercano de Rosas Aispuro y cuando abordamos el tema de su acompañamiento a Herrera Caldera que era muy similar al de Apolonio Betancourt y que por ende le perjudicaba ante la opinión pública, pues su discurso en campaña había sido bastante ácido en contra del otrora gobernador, esos personajes en comento me advirtieron que Aispuro conocía al dedillo el manual “El arte de la guerra” de Sun Tzu y hacían mención de que el éxito de una guerra se basa en no revelar las verdaderas intenciones al enemigo, que además de tenerlo cerca, el engaño y el disimulo son esenciales; hacer creer al enemigo lo que no es termina siendo siempre el camino hacia la victoria.

Hasta ahora lo comprendo, por eso el actual gobernador siempre se mostró cortés, civilizado, acompañando a su antecesor a cuanto evento, ceremonia y reunión se le ocurría; haciéndole creer que no lo iba a molestar en lo más mínimo, aguantando el reclamo de sus allegados y seguidores que anhelaban la cacería de brujas.

Sin embargo, pareciera que así como Aispuro tenía infiltrados en el equipo de campaña de Esteban Villegas, lo mismo le sucedió ahora porque la ola de amparos del exgobernador Herrera Caldera así como de sus colaboradores y gente cercana, habla de que fueron advertidos de que se iba a iniciar una persecución por supuestos manejos irregulares de la administración pública estatal y mientras ‘sean peras o manzanas’, prefirieron solicitar el cobijo de la Justicia de la Unión  para evitar verse en el espejo de otros políticos que pisaron la prisión hace unos cuantos años.

De estos acontecimientos se desprenden dos lecturas, la primera es que se cumple con el deseo de muchos enemigos que se crearon tanto Jorge como Ismael por culpa de su falta de oficio político para saber equilibrar los intereses de toda la clase política.

La segunda lectura es que con ir detrás de los ex funcionarios estatales se justificará la falta del cumplimiento de los compromisos adquiridos durante la campaña electoral, porque además de la insuficiencia financiera por lo elevado de los pasivos en las finanzas estatales, Durango no tendrá un presupuesto federal histórico, ya que derivado de los recortes por lo inestable de la economía mexicana nos espera un año 2017 bastante complicado; por eso no es remota la posibilidad de reactivar contribuciones locales como la tenencia vehicular y el replaqueo.

Quizá muchos añoren venganza, justicia o como se le quiera llamar pero en este tipo de menesteres se irá mucho tiempo tan importante y tan corto a la hora de gobernar, y no se puede dar marcha atrás porque el reclamo de la ciudadanía será brutal y más si no se encuentran elementos para fincar responsabilidades.

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)