Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Falta el informe (¿último?) de Erasmo Návar

No solamente los zopitoles revolotean alrededor del trono rectorial de Erasmo Návar García, sino también una parvada de leyendas que llenan de incertidumbre el ambiente en la Universidad Juárez del Estado de Durango.

En los pasillos centenarios del viejo caserón se escucha una variedad de versiones. Unos dicen que el rector ya no va a despachar, que desde una oficina alterna maneja la rectoría a través de Pablito, su leal escudero; otros comentan que ya está preparando la presentación de su informe y de su renuncia el día que convoque al Consejo Universitario y finalmente, hay los que aseguran que Erasmo está fortalecido, toda vez que el gobernador ha hecho mutis.

Sin embargo, conviene analizar el por qué Rosas Aispuro no ha decidido intervenir de lleno en el tema de la Universidad, y esto se debe a que quizá ya midió las consecuencias políticas y económicas que le implicarían poner un rector a modo.

En el aspecto político, el gobernador sabe que si comete errores de cálculo y las cosas no le salen bien al interior de la Universidad, la factura se la cobraría la sociedad en la elección concurrente del año próximo y además, perdería el bonus social con el que aún cuenta.

Lo que menos quiere Rosas Aispuro en estos momentos es una turbulencia política que le pueda generar perder de nueva cuenta la mayoría en el parlamento duranguense, y tener así que sufrir con los desgastes que traen las negociaciones con la bancada dominante del PRI y frenar el despegue de su gobierno.

El mandatario estatal es profesor universitario, conoce el quehacer de la institución y sabe también de la existencia del conflicto intereses dentro de su grupo primario que se dan entre el presidente del Tribunal y el secretario de Educación, así como de la tentación del alcalde capitalino por intervenir en el tema; de manera que de ésa disputa por el control se corre el riesgo de que se configure la creación de un nuevo Toño Herrera Caldera que mande por encima del rector y los directores.

Sobre el costo financiero que representa intervenir en la UJED, le sería demasiado caro doblegar a directores de unidades académicas, el presidente de la FEUD y de sociedades de alumnos así como los líderes sindicales; todos pedirían recursos para más plazas administrativas o de tiempo completo así como gozar de liquidez financiera destinada a gustos personales; y en estos momentos las finanzas del estado no gozan de estabilidad para permitirse ese tipo de gastos de operación política-universitaria.

Quizá por esto es que Aispuro está siguiendo los pasos de Guerrero Mier, quien cuando fue gobernador no intervino en la UJED para interrumpir la reelección de José Ramón Hernández Meraz, pese a que formaba parte del equipo de su adversario político, Maximiliano Silerio Esparza; Ángel Sergio sabía que la Universidad y el rector de ese entonces dependían del gobierno estatal para alcanzar los recursos de las prestaciones de fin de año.

Sin embargo, a pesar de que aún no se define si Erasmo se va o se queda, en las últimas semanas se ha visto el intenso cabildeo del director de la Facultad de Medicina Jorge Cisneros, quien ha empezado a recorrer diferentes escuelas y facultades tanto de Durango como de Gómez Palacio.

Igualmente, integrantes del SPAUJED y profesores de las unidades de educación media superior se han acuperado en torno a Manuel Gutiérrez Corral, quienes le empiezan a preparar un proyecto para contender por la rectoría.

Hay otros aspirantes que se mantienen agazapados ya sean en sus cubículos o en sus direcciones porque saben que el destino político del Alma Mater lo marcará el Alma Pater y éste es el gobernador del estado, quien finalmente decidirá si la sucesión de Erasmo se adelanta o concluye su periodo por el que fue impuesto por los hermanos Herrera Caldera.

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)