Escrito por Raúl González Rodríguez

Psicólogo Clínico. Articulista de El Sol de Durango.

Golpe que no mata, fortalece.

En colaboraciones pasadas hablabamos de la relevancia que tenía el proceso que se inició en el Congreso del Estado en contra del alcalde José Ramón Enríquez Herrera. Esta situación no habría tenido vuelta de hoja si se hubiese realizado bien desde el inicio, anteponiendo el procedimiento administrativo sancionador antes del juicio político de desafuero. Además, tampoco se respetó el principio de presunción de inocencia, el cual pertenecía única y exclusivamente al ámbito penal, pero mediante jurisprudencia, la corte obliga a aplicarlo en materia administrativa como parte del procedimiento administrativo sancionador en cuanto aresponsabilidades de servidores públicos. Es decir, darle su garantía de audiencia.

 Esto no quiere decir que el proceso haya concluido, simplemente, deberá ser llevado a cabo de manera correcta desde el inicio, por lo que el propio alcalde, a voz propia y a través de quien ha figurado como un comunicador social eficaz de su gobierno, el psicólogo Víctor Hugo Castañeda, ha “tendido la mano al gobernador”.

 Parece que los asesores y operadores del titular del poder ejecutivo estatal han hecho todo lo posibe para fortalecer al alcalde capitalino más que a él mismo. Desde el divorcio político se le ha tratado de dar un golpe contundente, pero las intentonas han sido esquivadas habilmente por el Dr. Enríquez. Habrá que estar atentos para ver si la invitación a limar asperezas queda solo en lo mediático o tambien se lleva a terreno de la realidad. Lo que sí es un hecho es que en política como en la vida, golpe que no mata, fortalece.

 A todo esto se sumó la renuncia del Senador Juan Quiñones Ruiz, quien ha sido uno de los tantos duramente criticados por sus correligionarios Rodolfo Elizondo y Rómulo Campuzano, aunque cabe decir que los panistas ya deberian de estar acostumbrados a las conductas belicosas al menos, del segundo deestos personajes, que el poder debería de verlo ya como una anécdota más que como una aspiración.Basta ver los safarranchos que acostumbra, los cuales forman parte de la cotidaniedad de Acción Nacional.

 La renuncia sorprendió a muchos pues se trata de una pérdida de un panista de cepa, que a su  paso por el partido, combinandose con los candidatos idoneos, supo tejer los hilos para lograr la tan anhelada alternancia, la cual, podría ser debut y despedida derivado de la crisis que atraviesa el fracturado PAN,que si algo ha demostrado, es que aparte de aparte de que son una buena oposición, también saben dejar el poder a la brevedad, pues no aprenden de las experiencias.

 Habrá quienes minimicen la salida del ex dirigente del PAN, lo que solo dara muestra de indolencia ysoberbia, dando visos de que añoran regresar a su estado natural, el de la derrota. La renuncia de Juan Quiñones sin duda que abrirá un boquete en la estructura del partido. Al tiempo.

EN EL TINTERO… Sería bueno que el presidente de la comisión de salud, el Dr. Esteban Villegas, programara un recorrido por toda la Secretaría de Salud, en las mismas condiciones que encontró el Hospital Materno Infantil, se encuentran la mayoría de los centros y hospitales… Hablando del área salud, ya hay trabajadores levantando la mano para dirigir el sindicato nacional de trabajadores de la secretaría de salud sección 88. Aunque su titular, la Enfermera Miriam Vargas insiste en que se queda hasta el mes de octubre, en julio se cumple el periodo para el que fue electo el finado Martín Rocha. Así es esto, hay que estar preparados para ser, para no ser y también, para dejar de ser. @raulgonzalezr

Escrito por Raúl González Rodríguez

Psicólogo Clínico. Articulista de El Sol de Durango.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)