Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Guillermo Fabela se llevó la semana 

Guillermo Fabela Quiñones era considerado hasta hace poco, como un aspirante desahuciado a la gubernatura por ser un político con cierto desarraigo de Durango debido a su quehacer periodístico en el centro del país y por estar entrado en años.
A lo mucho que se esperaba de su incursión como candidato a gobernador por el partido Morena, es la obtención de los votos que le pudiera aportar el arrastre del dueño de este instituto político, Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, Memo Fabela, ha sido beneficiado en las últimas semanas con una especie de suerte que le permitirá penetrar en el humor social del electorado, lo cual le permitirá rebasar a Gonzalo Yáñez, que se ostenta como el abanderado de la izquierda y que además, ha desplegado muy buena campaña publicitaria.

Esta semana se la llevó Memo Fabela, pues los demás candidatos la canalizaron entre la euforia del debate y los primeros rounds de guerra sucia; mientras que el candidato de Morena la aprovechó considerablemente. Veamos por qué:

1. El Instituto Nacional Electoral se encargó de darlo a conocer a nivel nacional con la negación de su registro como candidato a gobernador de Durango por Morena por incumplir con el reporte de gastos de precampaña. Ese trance entre el INE y la Sala Superior del Tribunal Electoral, permitieron que el electorado supiera de su existencia y lo volteara a ver, situación que aprovechó con un plantón permanente en la Plaza de Armas y demás agitaciones sociales de las cuales es perito su coordinador Carlos Medina, las cuales le generaron la percepción de víctima de la “mafia en el poder”.

2. La encuesta publicada por Grupo Reforma en donde aparece como puntero López Obrador para las elecciones presidenciales de 2018, le reditúa al nivel de conocimiento de su partido Morena, así que indirectamente beneficia a Fabela Quiñones.

3. Aprovechando el vuelo de la encuesta, Andrés Manuel visitó Durango y tuvo actos importantes con el magisterio disidente y en Gómez Palacio, con lo cual respaldó fuertemente la candidatura de su amigo Guillermo Fabela. Mientras más venga López Obrador a Durango, Fabela y los demás candidatos de Morena experimentarán un crecimiento interesante en las preferencias electorales que si bien no les alcanzan para ganar, sí les reditúan en gran cantidad de votos para crecer en posiciones y lo más importante para quienes regentean un partido, en prerrogativas.

Fabela puede crecer aún más cuando comparezca al segundo debate, dado que él tiene alto contenido intelectual y lo podrá aprovechar para darse a conocer y crecer porcentualmente como lo hiciera Gabriel Quadri en la elección presidencial de 2012, que hasta la fecha, es el icono del PANAL a nivel nacional y Fabela podría llevar a Morena como tercera fuerza política en Durango.

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)