Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Hay Gonzalo para rato

  

Alejandro González Yáñez, volverá a ser candidato en las elecciones locales del 2016 no para efectos de la negociación con los demás partidos de oposición o con el partido gobernante

Hace unos días, veía un infomercial electoral en una televisora local acerca del PT, en donde los candidatos a los distritos 01 y 04 hacen campaña de manera conjunta, específicamente en un mitin en la Colonia Morga.
En esta ocasión no abundaré en el infomercial o en que el INE deberá contabilizar dicho evento para los dos candidatos del Partido del Trabajo, sino por el discurso de Gonzalo Yáñez, abanderado de este instituto político al cuarto distrito y es que centraba su mensaje más en las elecciones locales del próximo año que en las que actualmente participa.

Gonzalo, dio a entender a la concurrencia que esta elección federal intermedia es una especie de entrenamiento para los comicios que vienen el año entrante, de lo que se podría desprender que nuevamente participará como candidato a la presidencia municipal o a la misma gubernatura si es que logra obtener el segundo lugar en las urnas electorales este próximo 7 de junio.

Alejandro González Yáñez, volverá a ser candidato en las elecciones locales del 2016 no para efectos de la negociación con los demás partidos de oposición o con el partido gobernante para desequilibrar las preferencias electorales sino porque todo indica que el PT a partir de la jornada electoral de este primer domingo de junio, se convertirá en partido político local por la inminente pérdida de su registro como partido político nacional.

Y es que las diferentes encuestas que se han publicitado como la de Parametría y Reforma, asientan que el Partido del Trabajo no alcanzaría el tres por ciento de la votación válida emitida para mantener el registro como partido político nacional, pero la Ley General de Partidos Políticos, les concede la gracia que ante la pérdida del registro, puedan mantenerse como entes locales y este es el escenario que le espera al PT, al menos en Durango, en donde tienen una presencia considerable en la capital del estado y en el municipio de Nombre de Dios.

En este sentido, el artículo 95, numeral  5, de la Ley General de Partidos Políticos, establece que si un partido político nacional pierde su registro por no haber alcanzado el porcentaje mínimo de votación, podrá optar por el registro como partido político local en la entidad federativa en cuya elección inmediata anterior hubiere obtenido por lo menos el tres por ciento de la votación válida emitida y hubiere postulado candidatos propios en al menos en la mitad de los distritos y municipios.

Este precepto legal es en donde se cobijaría el PT y sí encuadra en el supuesto de la norma citada, pues en la última elección local que participó que fue la de 2013, postularon 12 candidatos a diputados locales y además lograron alcanzar un porcentaje superior al tres por ciento, lo que les valió tener representación en el Congreso del Estado y en Ayuntamientos con regidores. 

Por esto es que Gonzalo, si bien ya figura que está por llegar a su fecha de caducidad pero sabe que su gran reto vendrá el próximo año no para generar la alternancia en el poder de la entidad sino a volver a la contienda como El Cid Campeador para obtener los votos suficientes para que el  PT se mantenga con los recursos públicos estatales como partido político estatal; así que no nos cause sorpresa ver de nuevo la imagen reciclada de Gonzalo en las eleciones del año entrante y e en donde está su preocupación porque si le va bien en este proceso, ingresará a la cámara baja por el principio de representación proporcional pero tendrá que procurar mantener este partido como negocio y trinchera para ejercer presión ante quien vaya a quedar como gobernador o gobernadora en septiembre de 2016.
lecturaspoliticas.com

@MtroDelaRosa

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)