Escrito por Alberto de la Rosa

Profesor universitario y estudioso del derecho electoral.

Inician los juegos de la sucesión gubernamental 2022

Conforme transcurren los días, se aproximan los juegos de la sucesión gubernamental 2022. Ya se empiezan a presentar las primeras sesiones de calistenia política o los primeros rounds de sombra o toreo de salón.

La sucesión de Rosas Aispuro tendrá la característica de que quien lo releve en el despacho principal del Palacete del Bicentenario, se distinguirá por ser un político que no goce un gran equipo, o de un fuerte capital social derivado de décadas de trayectoria política como en sus tiempos lo fueron Ramírez Gamero, Silerio, Guerrero Mier, Ismael y el propio Aispuro, que desde sus juventudes acariciaron el sueño de ser gobernadores y lo hicieron realidad con años de trabajo y presencia territorial. No, ya no, el sucesor o sucesora de Aispuro Torres no tendrá que gozar de todos esos méritos o entorchados políticos, sino ahora, será gobernador quien traiga “Amarres Perros” -como diría Jorge Castañeda- ya sea en Palacio Nacional, con las fuerzas políticas dominantes y con los poderes fácticos así como un manantial de financiamiento, porque se necesitarían alrededor de 500 millones de pesos, de acuerdo a investigaciones de Luis Carlos Ugalde que contemplan gastos como la compra de votos (500 pesos cada uno); cobertura informativa; agencias de marketing político y entrega de despensas, entre otras erogaciones.

Por lo menos hay una veintena de aspirantes a la gubernatura y todos tienen las mismas posibilidades. Veamos quiénes son y porqué:

1. Leticia Herrera Ale. En teoría, a ella le correspondería ser la próxima candidata del PRI y gobernadora por haber cedido el espacio hace seis años, disciplinándose en aceptar ser alcaldesa de Gómez Palacio. Tiene autosuficiencia económica por la empresa Chilchota y cuenta con cercanía con el gobernador, además de operatividad en la capital a través de Jorge Mojica.

2. Esteban Villegas. Va por la revancha, aprendió de la derrota y se ha dedicado a construir puentes con actores de todas las fuerzas políticas, incluso más que al interior de su partido. Hay quienes aseguran que tiene amarres con Julio Scherer, consejero jurídico de la Presidencia de la República. Esteban estudia todos sus movimientos y tiene la mira puesta en la gubernatura.

3. Luis Enrique Benítez. Político profesional. Recorre todo el estado como presidente estatal del PRI. Hace su lucha al posicionarse en medios y redes sociales. Su estilo combativo lo haría atractivo en la boleta. Tiene amigos en México, pero muchos ya no son tan influyentes como en antaño.

4. Jorge Salum. Es un excelente candidato, por ser alcalde de la capital del estado lo sitúa en la palestra sucesoria. Sus íntimos comentan que trabaja por la candidatura del PAN al gobierno del estado, por eso intenta sumar activos panistas que le ayuden a planchar unidad al interior de su partido, como es la inclusión de Víctor Hugo Castañeda a la nómina municipal.

5. Marina Vitela. Su condición de alcaldesa de Gómez Palacio y el género, le ayudan sobremanera para colocarla en los juegos de la sucesión.

6. Gonzalo Yáñez. Domina como nadie el negocio de las campañas políticas, sabe lucrar con su capital de 20 mil votos en la Ciudad de Durango. Le saca provecho a la imagen de AMLO. Va por la grande y Rigo Quiñonez por la presidencia municipal.

7. Margarita Valdez. Es mujer y es senadora, el cargo la sitúa de manera natural en la sucesión, además tiene presencia en su gremio médico y en la UJED.

8. José Ramón Enríquez. Siempre ha querido, estuvo a punto de ser el favorito de Ismael pero el desencuentro que tuvieron por el brillo solar lo descarrilaron del objetivo. El escaño del Senado le permite seguir vigente, pese a que saliera de la alcaldía capitalina con un tremendo desgaste político.

9. Homero Martínez. Si logra adjudicarse la candidatura a diputado federal por el tercer distrito, en automático se sube a la lista de aspirantes. Su esposa Susy Torrecillas, le permitiría hacer presencia en la capital.

10. José Antonio Ochoa. Tiene un equipo de asesores mediáticos, quienes lo equiparan con Ismael por su extraordinario parecido facial. Goza de amplio posicionamiento mediático y del afecto del gobernador. Quiere y piensa que puede; considera que la gubernatura se obtiene por la ley de la atracción.

11. Juan Carlos Maturino. Es el dedo chiquito del gobernador, desde el primer día de su mandato lo ha querido proyectar políticamente. Si logra ser diputado federal por el distrito 04, se le pudiera considerar como su potencial sucesor para cuidarle sus espaldas.

12. Jaime Rivas Loaiza. Amigo desde la infancia de Rosas Aispuro. Se encuentra en la misma situación de Maturino. El gobernador se metería de cuerpo entero por ellos, tipo Ismael por Herrera Caldera.

13. Adrián Alanís. Político de carrera, tiene ascendencia con el priismo ortodoxo. Recuperó el peso político y económico de la Secretaría General de Gobierno, mismo que se había perdido dese el sexenio de Hernández Deras. Le afecta la edad, pero el poder revitaliza. Goza de muchos amigos en las esferas del poder nacional.

14. Ricardo Pacheco. Siempre ha querido, se le fue cuando perdió la senaduría, era el proyecto original de Ismael. La buscó hace seis años pero se quedó en el camino. Algo podrán hacer por él don Carlos Aceves y el propio Hernández Deras.

15. Adán Soria. Dicen los que saben que es el proyecto de Ismael Hernández Deras. Ya empieza a hacer presencia territorial por medio de su alter ego, Jean Carlo Bonilla.

16. Hugo Rosales Badillo. El despliegue impresionante de su despacho para brindar asesorías y asistencias jurídicas gratuitas lo posicionaron en los sectores sociales vulnerables. Sabe cómo se hacen y se ganan las elecciones. Se tutea con muchos actores de la política nacional. No hay que perderlo de vista.

17. Nacho Aguado. Si logra ser candidato y ganar en este 2021, ya sea una diputación local o federal así como su cercanía con el canciller, lo ponen en la posibilidad de ser aspirante.

18. Jorge Mojica. Pudiera encabezar un proyecto ciudadano, está haciendo estructura desde el Consejo Estatal Ciudadano. Se lleva bien con todos, pudiera ser el Plan B de Lety Herrera.

19. Christian Salazar. Líder de la CATEM, líder moral del inminente nuevo partido político Fuerza Social por México de Pedro Haces Barba. Si quisiera, pudiera, el partido ya lo tiene.

20. Sandra Amaya. Puede volver a ser presidenta de la Junta de Coordinación Política a partir de septiembre, de ser así se volvería a posicionar. Le ayuda el género y que sería un cuadro novedoso.

21. Oscar García Barrón. Quiso ser candidato hace seis años, sigue manteniendo su presencia en los municipios del interior del estado.

22. Rubén Escajeda. Está en la Comisión de Procesos Internos del PRI, sabe que son sus últimos estertores en la política, levantará la mano, al igual que Pedro Ávila.

Esa es la caballada para el 2022, muchos se quedarán en el camino, dependerá de la aduana del 2021 ya sea si se agencian una diputación federal o local, que en este caso dependerá de quién presida la Junta de Coordinación Política. Pero insisto: quien traiga amarres y dinero suficiente, puede considerarse en la pelea por la gubernatura.

Escrito por Alberto de la Rosa

Profesor universitario y estudioso del derecho electoral.

2 Comentarios en “Inician los juegos de la sucesión gubernamental 2022”

  1. Juventino Rodarte Solís

    A ver que dice el respetable publico de la caballada y de la yeguada que ubica en el arranque. Podría presentarse un potro que de atrás y en la última curva rebase a los tempranero y arribe al sitial ganador. Pofria ser un ejemplar muy corrido pero bien maiceado por el jefe de la 4T.

    Reply

Deja una respuesta

  • (will not be published)