Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Juan Francisco Arroyo y el Mar Rojo

IMG_1591.JPGArroyo camina como Moisés por el Mar Rojo, le va ganando tiempo a los partidos políticos pues trabaja personalmente sus aspiraciones de ser presidente municipal de Durango por la vía independiente

Las candidaturas independientes son una excelente vía de participación ciudadana que permite a los interesados en un cargo de elección popular construir por su cuenta sus proyectos y estructuras sin estar supeditados a los intereses grupusculares que existen al interior de los partidos políticos.

Sostengo lo anterior, porque basta echar un vistazo a los partidos políticos para darnos cuenta del canibalismo que se presenta en pos de una candidatura y se acentúa más en torno a la presidencia municipal de Durango. Veamos por qué:

En el PRI son muchos los que quieren la alcaldía: Benítez, Vela, Meño, Otniel, Carlitos Contreras, Matuk, Kampfner, Javier Hernández y los que se acumulen. Sin embargo al interior del tricolor ha trascendido la rivalidad entre Otniel y Meño por meras cuestiones personales pero que al final afectan el quehacer partidista.

En la oposición la rebatinga no es menor, la coalición opositora pende de alfileres por la disputa por la candidatura a la presidencia municipal de Durango, cuya historia pareciera repetirse a la de hace tres años en donde se impuso Jorge Salum por encima del doctor Enríquez y la división de las preferencias trajo como resultado un triunfo holgado de Esteban Villegas Villarreal.

Mientras en los partidos políticos se desgarran las vestiduras por saber quién pudiera ocupar la candidatura a la alcaldía capitalina, por la ruta independiente avanza sin problemas el abogado Juan Francisco Arroyo Herrera; recorre todo el municipio, se reúne con estudiantes, trabajadores, académicos y empresarios, por lo que levanta expectativa por tratarse de un personaje ajeno a la vida de los partidos.

Arroyo camina como Moisés por el Mar Rojo, le va ganando tiempo a los partidos políticos pues trabaja personalmente sus aspiraciones de ser presidente municipal de Durango por la vía independiente; nadie lo frena más que las limitaciones que él mismo se pudiera poner y sin hacer tanto aspaviento marca la diferencia de los partidos en donde prevalece el canibalismo por el poder.

Juan Francisco Arroyo Herrera está preparado académica, profesional y políticamente. Es maestro en derecho, autor de libros publicados por le Editorial Porrúa y se ha desempeñado profesionalmente en los ramos educativo, jurisdiccional, de seguridad y justicia. En el ámbito político demuestra colmillo pues está armando estructura electoral con un equipo jurídico para el tema de la posible promoción de medios de impugnación así como de representantes de casilla y representantes generales para de esta manera, estar listo cuando inicien los plazos legales de la obtención de respaldo ciudadano y posteriormente hacer la campaña.

Es cierto que el abogado Arroyo Herrera no cuenta con la estructura monetaria ni humana que otorga un partido político pero no cuenta con el descrédito social que poseen los partidos; de los aspirantes a candidatos independientes que han externado su deseo de incursionar por esa ruta, es el más organizado así que pudiera causar mucha expectativa entre el electorado.

Hace días lo vi en una entrevista televisiva y está perfectamente ubicado en lo que la capital necesita que no es otra cosa más que diagnósticos serios para ponderar la necesidad de las obras y demostrar calidad en la prestación de servicios.

Va a ser interesante la incursión del licenciado Arroyo en el proceso electoral del próximo año y más porque ha motivado a cinco jóvenes a que hagan lo propio y busquen las candidaturas independientes para diputados locales por los distritos locales con cabecera en la capital del estado, así como a la conformación de una planilla para el ayuntamiento que si bien la Ley Electoral de Durango no contempla expresamente la posibilidad de que los regidores entren al esquema de los independientes, existen precedentes judiciales de la pasada elección en donde la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación sí lo permite para dar acceso a la representación de las minorías.

Como podemos apreciar, Arroyo Herrera, podría levantar mucha expectativa y ser una sorpresa electoral para la elección de la presidencia municipal de Durango; hay quienes lo denuestan por la tradicional colocación de etiquetas por haber trabajado con tal o cual político pero ya se atrevió a dar ese paso y hay que seguir su desarrollo como político y como candidato independiente.

lecturaspoliticas.com

@MtroDelaRosa

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)