Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

La comunicación política de Joserra

 

En estos tres primeros meses de alternancia político-partidista en Durango, se pudiera considerar que José Ramón Enríquez Herrera es el que mejor ha desdoblado su comunicación política, puesto que desde el primer día de gobierno mandó mensajes interesantes que permearon en la opinión pública. Recordemos que desde el primer día de su gobierno, tomó la decisión de no invitar al entonces gobernador Jorge Herrera Caldera a su ceremonia de toma de protesta, desmarcando si así de lo que hoy muchos califican como el pasado político más ominoso de Durango.

 Ya en funciones, el alcalde capitalino derribó la barda principal de la unidad administrativa municipal para dar a entender que su gobierno va ser de puertas abiertas, así como emplear de manera urgente a las cuadrillas de bacheo para atacar ese de mal endémico en el desarrollo urbano de nuestra localidad. Estos actos fueron considerados como populistas pero finalmente se quedaron en la memoria colectiva que a final de cuentas, ese era el objetivo.

 José Ramón no se enfoca exclusivamente en el uso de los medios de comunicación, ya sea con uninformar a todos los periódicos, revistas y noticieros con la misma nota, cápsula o boletín sino en emplear elementos neurálgicos de la modernidad como son las redes sociales, para lo cual ha contratado una empresa que le viene trabajando desde sus últimas campañas electorales y que ha sido muy efectiva.

 También busca tiros de precisión que provoquen comunicar de manera directa sin la intervención de elementos mediáticos, tales como la pavimentación de las calles del centro histórico y cuyos trabajos se realizan de manera nocturna para no entorpecer el tráfico vehicular. Supo explotar que esta acción de gobierno fue avalada por la fracción del PRI que cada día se pierde en el limbo.

 Supo posicionar el tema de los ahorros en la hacienda pública para reinvertirlos en obras prioritarias y no ornamentales; su estrategia de comunicación es tan efectiva que sin lugar a dudas marca una notoria diferencia a la del gobierno del estado.

 Únicamente podemos registrar tres errores de comunicación política por parte del oftalmólogo, el primero de ellos es el haber pintado con los colores de su partido político adoptivo la entrada del parque Guadiana y que a través de las redes sociales tuvo que recular en ese proceder.

Igualmente, el haber incurrido en actos anticipados de campaña al destapar a Rafael Moreno Valle como abanderado de Acción Nacional a la Presidencia de la República para 2018, revolviendo las aguas al interior de este partido político en donde los grupos dominantes apoyan a Margarita Zavala de Calderón y a Ricardo Anaya.

Únicamente, el Dr. Enríquez tendrá que lidiar con la crisis que su tesorero le ha generado y que ha explotado bastante bien el diputado Benítez, desde la improcedencia de su nombramiento, sus antecedentes negativos en otras entidades federativas y recientemente, su intervención para la elaboración de la iniciativa de la Ley de Ingresos.

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)