Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

La Jaula de las Locas

Foto del portal atrapaarte.com

 

En Durango impera el conservadurismo entre su sociedad, nuestra localidad se ha distinguido por estar en contra de los avances progresistas y la muestra de ello, es que hace unos meses el Congreso del Estado vetó la iniciativa para establecer el matrimonio igualitario y con él, todos los derechos que derivan de la unión conyugal entre dos personas.

Traigo esto a colación, porque se está anunciando en las marquesinas de nuestra ciudad capital, la presentación de la obra de teatro denominada La Jaula de las Locas, la cual gira en torno al matrimonio y adopción entre personas del mismo sexo.

Dicha obra, se concentra en una ciudad francesa demasiado conservadora como la nuestra, en donde sobran manifestaciones en contra de un cabaret en donde su variedad consiste en la participación artística de hombres vestidos de mujer, conocidos también como travestis; algo similar a lo que fue el Colimas hace unas cuantas décadas, lugar que por cierto se llenaba de varones que iban a deleitarse de los hombres que personificaban a las vedettes de antaño.

Además de la comedia y los números musicales de la Jaula de las Locas, se posiciona la idea de cómo se lleva un matrimonio igualitario después de muchos años de relación, el cual toma en adopción a un niño que fue abandonado por su madre, de manera que la idea es presentar que una familia formada por una pareja homosexual es tan normal como cualquier otra, o sea con altas y bajas pero que al final sale triunfando el amor.

No sabemos si esta obra es promovida por el empresario teatral Danielo Hernández, pero lo que sí sabemos es que va a causar polémica porque se trata de una controversia social que no prosperó para su regulación en el Código Civil de Durango, por lo que se está a la espera de que la Suprema Corte de Justicia haga la enmienda correspondiente en declarar inconstitucional el precepto que niega la posibilidad de que dos personas del mismo sexo puedan contraer nupcias.

A ver si los grupos de ultraderecha que predominaron y prosperaron durante los últimos doce años, no se movilizan para prohibir la presentación de La Jaula de las Locas, así como en su tiempo no se permitieron shows como el “Solo para Mujeres”, la proyección del filme “El Secreto en la Montaña” o el incendio del Cine Dorado 70, provocado por un grupo de jóvenes fanáticos que consideraban sacrílega la película “Jesucristo Super Estrella”. Esperemos que no amanezca incendiado el Teatro Ricardo Castro.

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)