Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

La legitimidad de las candidaturas independientes

  
Pedro Kumamoto, ganador de una diputación local en Jalisco por la vía de candidatura independiente estuvo en Durango. Vino a invitación de la asociación de Jóvenes Abogados en Movimiento y durante su estancia envió mensajes interesantes, mismos que analizaremos a continuación.
Este político sostuvo una serie de encuentros en donde compartió sus experiencias en su campaña como candidato sin partido y en un encuentro con integrantes de la sociedad civil, abordó un tema atractivo como es el debate que se ha suscitado en que los políticos de carrera partidista consideren a las candidaturas independientes como una opción para ver concretadas sus aspiraciones políticas si es que en sus respectivos partidos no consiguen el objetivo. 

Para frenar esto, legisladores han fijado candados en los requisitos para obtener la candidatura independiente y esta moción es apoyada por agrupaciones que detestan a los políticos de carrera, omitiendo que ellos también son ciudadanos con derechos políticos fundamentales reconocidos en tratados internacionales y que dichas restricciones se vienen abajo con la promoción de un juicio ciudadano ante los tribunales electorales gracias al nuevo paradigma de la protección de los derechos humanos.

Ante este escenario, Pedro Kumamoto, señaló que no está en contra de los partidos ni de los políticos profesionales sino que hace un llamado para que estos se renueven para bien de la vida democrática de México; reconoció que en los partidos hay políticos de gran valor ciudadano como es el caso de Javier Corral que hoy compite por la dirigencia nacional del PAN. Sabe que no puede pelearse con los partidos pues va a necesitar de ellos para impulsar sus iniciativas en el Congreso del Estado de Jalisco; al menos tendrá que cargarse a la fracción de Movimiento Ciudadano que tiene 15 legisladores locales pues si mantiene un discurso antipartidista sus iniciativas se congelarían y este panorama refleja que ciudadanos y partidos seguirán cohabitando pero se espera que sea una relación más equilibrada.

Añadió que las candidaturas independientes no se deben vedar para nadie pues aun y cuando participen por esta vía personas con trayectoria política al haber ocupado puestos de representación popular, administrativos o partidistas, finalmente será la ciudadanía quien evaluará los perfiles y decidirá si les da su voto o no.

Kumamoto comentó que los ciudadanos ya saben quién es quién y no por el solo hecho de participar sin el aval de los partidos conoce los antecedentes de cada uno de los participantes en las contiendas electorales por lo que competir por la vía independiente no significa tener el triunfo asegurado.

Las palabras de Pedro Kumamoto son aleccionadoras en lo que se avecina en Durango en donde algunos políticos y ciudadanos han expresado buscar alguna candidatura independiente ya sea para la gubernatura, alcaldías o diputaciones locales; de manera que podemos analizar las trayectorias de Adán Soria, Alejandro Campa y Héctor Arreola, quienes son perfiles emanados de las estructuras del PRI-Gobierno y que como todos, en sus desempeños tienen claroscuros; como diría Kumamoto sus candidaturas serán legales mas no legítimas.

Igualmente, en la alcaldía capitalina valorarán el trabajo de Juan Francisco Arroyo Herrera, quien realiza presencia en redes sociales y en territorio o bien de un grupo de jóvenes universitarios que se están organizando para participar como candidatos a diputados locales por los distritos de la ciudad de Durango como Manuel Macías, Cristian Villarreal, Miguel Rocha, Sofía Camacho, entre otros. Aquí cabe apuntar que nuestra localidad es completamente distinta al entorno social de Jalisco o Nuevo León pues allá su población no depende en su mayoría del aparato gubernamental como sucede aquí y hay menos abulia por los temas de la cosa pública pero será un esfuerzo encomiable por abrir brecha de las candidaturas no dependientes de partidos políticos.

Como podemos apreciar, las candidaturas independientes no son la panacea para encontrar perfiles químicamente puros pero sí fomentarán la participación ciudadana porque los votantes tendrán opciones distintas a las que siempre presentan los partidos que generalmente son los mismos o familiares de quienes se encuentran en las cúpulas partidistas, de manera que nos espera un proceso electoral con alto grado de competencia y el deseo es que se rebasen los índices de votación por arriba del 60 por ciento de la lista nominal.
@MtroDelaRosa

lecturaspoliticas.com

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)