Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

La otra mejilla de Aispuro

Aispuro ha demostrado ser un hombre piadoso y no precisamente porque vaya todos los domingos a misa o profese públicamente su fe como sus dos antecesores, sino porque se ha distinguido en poner su otra mejilla cuando es víctima de una ofensa; es de los que perdonan y olvidan, de los que hacen pelillos a la mar.
Contrario a muchos gobernadores que condujeron su actuar a través del rencor, Aispuro ha dejado entrever con sus actitudes que el odio y la venganza solamente provocan más daño; y es que muchos esperaban que el rubio de Tamazula llegaría al poder con la espada desenvainada cortando las cabezas de todos aquellos sujetos que en algún momento de su vida le causaron un daño.

Y es que Aispuro siempre ha sido así, bueno, no cediendo paso a los rencores, le gusta llevarse bien con todos para evitar problemas y ver mejor si puede realizar alianzas para obtener beneficios comunes.

Como ejemplo de esto, es el perdón que Rosas Aispuro le otorgó al abogado Rosales Badillo, quien fuera el operador jurídico del fraude electoral en su contra en las elecciones del 2010; en estos comicios el citado jurista formó parte activa de su campaña al mantenerlo alerta de los vericuetos en donde le podían hacer trampa.

Aispuro Torres sabe perfectamente cuál es el valor del perdón y dejó atrás los sinsabores que le pudieron haber originado todas aquellas declaraciones de su tutor político Maximiliano Silerio Esparza, quien lo acusaba de traidor y demás epítetos deleznables por haberse ido del PRI; hoy se reconciliaron y ambos están en paz.

El mandatario estatal dio una lección a propios y extraños este pasado lunes de que sabe perdonar, al ceder uno de sus eventos al senador Ismael Hernández Deras, a quien muchos lo consideran como su acérrimo enemigo por no haberlo dejado llegar a ser candidato del PRI en 2010, orillándolo a abandonar las filas del partido de sus amores.

Aispuro no tuvo interés en ser opacado por la figura de Ismael, le dio el uso de la voz para que se luciera y así dar a entender que entre ellos dos se acabaron las diferencias, y de aquel pleito legal por difamación se arregló a través de la conciliación y no por medio de una resolución judicial.

Sin lugar a dudas, los duranguenses no estamos acostumbrados a este tipo de cortesías políticas como la que se vivió el 15 de septiembre en donde Aispuro pidió que permaneciera en la ceremonia Jorge Herrera Caldera, porque como dije al principio, todos los gobernadores tuvieron episodios de saldar cuentas pendientes con sus rivales.

Igualmente, hasta hace unos días el titular del poder ejecutivo no tuvo empacho en salir retratado junto a Manuel Espino Barrientos que tanto en el 2010 como en los comicios de este año lo acusó de tener vínculos con grupos delincuenciales y como no recordar la polémica en que se enfrascaron por la procedencia del restaurante del diputado federal por Movimiento Ciudadano; Aispuro sabe que necesita del apoyo de su bancada para la elaboración del presupuesto federal para Durango y por rencores absurdos no puede correr el riesgo que le vaya mal a nuestra entidad.

Desde luego que debe haber personas que están cerca del gobernador y que le insisten en desquitarse de todos los agravios que le cometieron los dos últimos gobernadores. Adrian Alanís, por ejemplo, no olvida que Ismael le cerró todas las oportunidades políticas por el solo hecho de aparentar una edad avanzada; José Ramón Enríquez que lo equiparara junto con su hija Gabriela con un par de roedores de alcantarilla y así podemos seguir con una lista interminable, pero demostrado quedó que Aispuro Torres no cobrará venganza y que está dispuesto a asumir el costo político que esto implique.

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

2 Comentarios en “La otra mejilla de Aispuro”

  1. Leticia

    Mi admiración y respeto para el Gob Rosas Aispuro demuestra su grande humildad y calidad humana

    Reply
  2. Gerardo Soto Herrera

    Ojalá siga adelante y por buen camino. Ojalá se mejore el buen rumbo de Durango
    Ojalá se mejore lo que principlamente le hace falta a nuestro querido Durango y nuestro querido México. Urge que mejoremos en Educación de Calidad sobre todo en los rincones más alejados de la comunicación, que no están l alcance del internet
    allá donde si no no hay justicia,… no pasa nada etc.

    Reply

Deja una respuesta en Gerardo Soto Herrera

  • (will not be published)