Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

La politización de la UJED

Don Ángel Ismael Mejorado Oláguez, es doctor en derecho por la UNAM. A él le correspondió dar el discurso a nombre de su generación y en su perorata dijo una frase que pareciera quedó tatuada en la memoria universitaria. Palabras más, palabras menos, el citado científico del derecho, expresó que la Universidad es el espejo donde se refleja la sociedad.

Traigo este recuerdo a colación con motivo de la próxima elección de rector de la Universidad Juárez, en donde se hacen los siguientes análisis:

1. Voto estructural. En estos momentos Rubén Solís Ríos, cuenta con el voto de las estructuras universitarias, mismos que les pueden aportar los 21 directores de unidades académicas e institutos que se han sumado a su candidatura así como de los dos sindicatos de académicos.

2. Voto oculto. Es el de aquellos profesores que se mantuvieron agazapados durante todo el proceso electoral para no ser víctima de persecuciones o venganzas dentro o fuera de la Universidad; de aquellos concejales que andan a la fuerza con tal o cual candidato, pero que en la intimidad de la urna emitirán su sufragio libremente. Los analistas políticos aseguran que el beneficiado de este fenómeno pudiera ser Manuel Murillo Ortiz.

3. Voto de castigo. Los sindicalistas antagónicos que no vieron con buenos ojos la alianza de Jesús Soto con Rubén Solís, votarán por Cisneros.

4. Campaña negra. Comentan que el galeno Cisneros ha contratado asesores expertos en la generación de guerra sucia para desprestigiar a su principal oponente (Solís Ríos), fomentando el canibalismo entre los universitarios, quienes se encuentran divididos desde 2010 por el Golpe de Estado.

5. Acarreo el Día D. Como en muchas de las escuelas y facultades ya concluyeron las clases, y la mayoría de los maestros son de hora-semana-mes, se ausentan totalmente, por lo que el triunfo de la elección será el acarreo de votantes a la sesión del Consejo Universitario, incluyendo a los catedráticos de La Laguna, quienes tendrán que trasladarse a la capital del estado a emitir su voto. Quienes tengan la amplia capacidad de movilización de votantes, tendrán el triunfo asegurado.

Como podemos apreciar, pareciera que estamos hablando de la elección de un presidente municipal o de un gobernador; abordamos este tema con la jerga de la politiquería cuando la vocación de la UJED dede ser otra, su mística tiene que ser la investigación científica, la docencia, la cultura y el deporte; que la elección del rector se diera en un ambiente armonioso y de respeto, no de despilfarro, golpes bajos y descalificaciones.

Lo deseable es que todos los concejales se dedicaran a construir consensos, luego de dar pasos a los disensos sobre el perfil deseable que conduzca la nave del saber hacia nuevos horizontes con la asistencia de toda la tripulación universitaria; pero recordando las palabras del Dr. Mejorado, nos llevan a entender que nuestra Universidad es el reflejo de la sociedad duranguense, que se encuentra totalmente politizada y contaminada por los códigos de conducta de los partidos políticos. Ojalá todo cambie por el bien de nuestra raza, de la raza universitaria.

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)