Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

La reelección de José Ramón, lo atractivo de esta elección

La capital del estado va a vivir una elección que podría calificarse no solamente como atípica sino aburrida. Digo esto porque vamos a presenciar una contienda en donde sus principales competidores tienen ya muchos años siendo candidatos.

Por ejemplo, Gonzalo viene siendo candidato desde hace 30 años; Salum sigue sus pasos; el Dr. Enríquez lleva 13 años en campaña al igual que Otniel García, quien está en constante exposición mediática desde que llegó a Durango de la mano de Ismael en 2004.

Esto sin omitir las planillas tan grisáceas que conformaron, las cuales están plagadas de cuotas y cuates, excluyendo a perfiles de la sociedad civil que les pudieran aportar votos.

Lo más llamativo de esta elección, va a ser, sin lugar a dudas, el estreno sui géneris de la reelección de integrantes del ayuntamiento, especialmente, del Dr. José Ramón Enríquez Herrera; veamos por qué:

En primer lugar, cabe recordar que hace tres años, el oftalmólogo prometió que se iba a someter a una consulta de revocación de mandato, la cual se le olvidó al igual que eliminar el semestre cero de la UJED.

En este sentido, el someterse a una reelección y bajo la invocación de precedentes judiciales en que pueda seguir en funciones, es una figura equiparable a la revocación de mandato, en donde los ciudadanos del municipio de Victoria de Durango, determinarán con su voto si le dan su confianza para que continúe en el cargo o bien, pueda regresarse ya sea a su clínica o al Senado de la República.

La participación de José Ramón en esta contienda, es un digno caso de estudio para quienes les apasionan los tópicos electorales por los siguientes elementos:

1. Será postulado por un partido distinto a los que originalmente lo postularon; recordemos que en 2016 renunció a la dirigencia estatal de Movimiento Ciudadano para que tanto el PAN como el PRD lo hicieran suyo, mas nunca se afilió a ninguno de ellos.

2. Pese a registrarse en el proceso interno de Morena y ser desechado, Movimiento Ciudadano lo hizo su candidato y lo registró ante el organismo público local electoral.

3. Será alcalde-candidato, para lo cual de pronto cambió la imagen institucional del Ayuntamiento de Durango al color naranja y realizando giras intensas por toda la ciudad entregando apoyos a la población. Aquí invocó resoluciones electorales, pero no deja de generar inequidad en la contienda; sin embargo, la ciudadanía ya no se deja llevar tan fácilmente sino pregúntenle a Esteban Villegas, que en 2016 tenía toda la Presidencia Municipal trabajando a su favor y perdió la capital.

Sigamos de cerca esta elección, esperando la resolución de los tribunales electorales para determinar la validez o no de la candidatura común, de lo contrario, será una elección bastante fraccionada en donde la pelea estará únicamente entre Gonzalo, Salum y José Ramón.

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)