Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Las ansias electorales en el Ayuntamiento de Durango

img_0280.jpg

Fallaron gravemente los asesores del doctor Enríquez al no advertirle de los problemas jurídico-electorales en los que pudiera meterse al descuidar las formas de la comunicación política tanto personal como de sus colaboradores.

En este espacio señalamos la prohibición constitucional de usar los programas y obras gubernamentales para promocionar su imagen personal, tal y como lo hacía con la publicidad ubicada en los lugares donde llevó a cabo la acupuntura urbana en donde salía un muñeco de peluche que tenía extraordinario parecido con el presidente municipal, lo cual está totalmente prohibido emplear imágenes o elementos que asocien al nombre de un servidor público con una obra o programa.

Lo mismo sucedió con la impresión de revistas institucionales en donde se promocionaba la imagen del alcalde capitalino, sin dejar de lado la excesiva publicidad en medios masivos de comunicación con el pretexto del primer informe de gobierno.

Quizá los asesores de José Ramón le dijeron que no pasaría nada, que no se preocupara puesto que el artículo 134 Constitucional no se encontraba reglamentado y por ende, carecía de sanciones; sin embargo es por este tipo de abusos por el que la Corte ordenó al Congreso de la Unión a expedir cuanto antes la norma que regulara la publicidad gubernamental y terminar con las argucias de los servidores públicos para posicionarse electoralmente.

Sin embargo, los abogados del Partido Duranguense, consideraron que se excedió en la publicidad de su informe, pues se alzaba más su personalidad que los logros de su gobierno, por lo que interpusieron un procedimiento especial sancionador y la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, consideró interponer una multa al jefe de la comuna como a su directora de prensa, quien a final de cuentas es la que lo ha llevado a caminar al margen de la ley.

En una circunstancia más grave se encuentra el director de Fomento Económico, Fernando Rosas Palafox, que en horas de trabajo y sin empacho alguno se destapó ante los medios de comunicación como aspirante a una candidatura por el quinto distrito local, pues es la zona territorial que asegura tener mayor contacto por la atención que brinda a los comerciantes y empresarios del centro de la capital.

Rosas Palafox pudiera ser llevado a otro procedimiento especial sancionador por actos anticipados de precampaña, por presumir que usa el cargo público para obtener un posicionamiento electoral y por consiguiente, se le pudiera negar el registro como candidato por haber realizado campaña anticipada y usar el erario para dejar en desventaja a los demás ciudadanos con la misma aspiración política.

Como podemos apreciar, es menester que el señor presidente municipal sea más cauto tanto en la contratación de asesores que solamente asientan a todo lo que diga así como en los actos que realiza en aras de obtener la candidatura a la Cámara Alta, pues todos sus movimientos son vigilados por sus detractores y con tanta pifia así como en distraerse de las tareas gubernamentales en aras de una campaña electoral, el oftalmólogo podrá convertirse en un tigre de papel.

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)