Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Las operaciones del Dr. Enríquez

José Ramón Enríquez Herrera ya le halló el modo al ejercicio y goce del poder, sabe mejor que nadie que éste no se comparte, y que se trabaja día con día para mantenerse en él.

El distinguido oftalmólogo duranguense trae proyecto, por ende, tiene enfocadas sus estrategias para cristalizarlo, la primera aduana es ganar la reelección como jefe de la comuna y posteriormente, la gubernatura en 2022.

En este sentido, conviene analizar las acciones emprendidas en las últimas semanas, de las cuales se desprenden lecturas políticas; ¿cuáles son? Veamos:

1. Se ha dedicado a operar al interior de los partidos que lo postularon en 2016 y lo ha hecho incorporando a su gobierno a personajes relacionados con los grupos de ambos entes políticos. Podemos apreciar el nombramiento del hijo de Toño Posadas como subdirector del Instituto de la Juventud; Jorge Castañeda en el área de servicios públicos, que es cercano al grupo de Claudia Hernández Espino y desde luego, el compadre de la secretaria del Ayuntamiento, Víctor Hugo Castañeda, que es una especie de embajador plenipotenciario del edil capitalino. Ellos le pavimentarán la postulación al interior del PAN, cuyos opositores son Rómulo Campuzano, Toño Ochoa y Jorge Salum; los dos últimos también aspirantes a la alcaldía capitalina.

2. En el tenor de los nombramientos, sobresale el de Jaime Del Valle, representante de Manuel Espino Barrientos en Durango, personaje que en esta elección presidencial se la jugó con López Obrador, pero que además tiene ascendencia con la extrema derecha de la localidad, o sea, El Yunque. Aquí pudiera entenderse que Morena pudiera ser el plan B del galeno en coalición con Movimiento Ciudadano, por la alianza de facto que existe entre estos dos partidos y que se dejó entrever a raíz de la licencia que le fue otorgada sin miramientos para que se retirara de la senaduría de primera minoría.

3. La presentación de la Ciudad Gobierno, la cual fue legitimada por los presidentes de las cámaras empresariales, quienes mandaron el mensaje de haber fumado la pipa de la paz con Enríquez. Ellos validaron este proyecto y es una manera de forzar la aprobación del Cabildo y el Congreso, porque se realizará mediante el esquema de inversión de Asociación Pública-Privada. La Ciudad Gobierno podría ser la primera obra emblemática de la primera fase del periodo de José Ramón, la cual ha sabido comunicar para terminar con la diseminación de las dependencias municipales que tanto cuestan al erario municipal con la renta de inmuebles.

Con estos tópicos podemos darnos cuenta de cómo el doctor está operando y no precisamente con rayo láser en su clínica oftalmológica, sino en los distintos escenarios del poder para consolidar su proyecto político. Veremos cómo lo tratan el tiempo y las circunstancias.

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)