Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Lecturas de la elección 2015

  Esta elección deja lecturas interesantes, a la par de la prevalencia del abstencionismo a consecuencia de la participación de los mismos candidatos de siempre, la carencia de buenas propuestas y la percepción de que siempre gana el PRI, podemos enunciar los siguientes elementos como sobresalientes:

1. El PRI arrasa con su maquinaria bien aceitada y sincronizada, solo cuando un arnés o engrane se destartala, los partidos denominados de oposición tienen un chance de ganar. Aquí sobresale el papel de Meño Herrera en toda la entidad y en la capital de Guillermo Adame, quien se consolida como el principal operador de campañas electorales del tricolor y será pieza clave para la elección del año entrante.
2. José Ramón Enríquez Herrera viene a reemplazar a Gonzalo Yáñez como el nuevo mesías y negociador de la izquierda en Durango; al menos su papel es fundamental para dividir el pastel de la votación.

3. Morena, contra todo pronóstico, se posiciona como la cuarta fuerza política en la entidad y solamente con la marca AMLO pues este partido estaba de cabeza cuando lo recibió Carlos Medina Alemán, quien apenas completó las listas de candidatos y candidatas pero sin recursos y estructura, lo pone en el pandero que si se dedica a darle forma, podrá hacer un papel sobresaliente para el año entrante. Morena no cuenta con la estructura y recursos como los demás partidos como es el caso del PANAL que tiene al poderoso SNTE y lo rebasó ampliamente. 

4. El PAN quedó bastante disminuido en la capital del estado, que era su bastión principal, en donde residía su voto tradicional y aun cuando se metieron sus actores principales a apoyar la candidatura de Luis Galindo, entre ellos el senador José Rosas Aispuro Torres, virtual candidato a la gubernatura y que también ejerce influencia en el municipio de Durango. Esto puede ser un indicador para medir sus niveles de popularidad de cara al 2016.

De todo esto, sin lugar a dudas, tenemos los rebotes que habrá para las elecciones locales que nos esperan dentro de poco. Ya se habla de las aspiraciones de Otniel García Navarro a la presidencia municipal y más porque tuvo 66 mil votos y también de Alicia Gamboa.
Igualmente, José Ramón querrá ser candidato a gobernador y Morena buscará un cuadro ciudadano como pudiera ser Iván Ramírez Maldonado para competir por el gobierno de Durango; mientras tanto, Esteban Villegas Villarreal, no dejó que hubiera luna de miel de los ganadores al hacer un claro autodestape para ser candidato del PRI al gobierno del estado, anunciado la realización de magnas obras y el lema que habrá de usar: “Vamos por la consolidación de Durango”.

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)