Escrito por Alberto de la Rosa

Profesor universitario y estudioso del derecho electoral.

Lecturas de la renuncia de Kato al IEPC

Juan Enrique Kato Rodríguez renunció a la presidencia del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC). Su decisión provoca una variedad de lecturas políticas. Veamos cuáles son:

1. Cisma electoral. El cargo de presidente del Consejo General del IEPC, es una distinción que hizo el Consejo General del INE a su carrera electoral que comenzó como velador de bodega hasta alcanzar el cargo de vocal de Capacitación de la Junta Distrital 04. Deja descabezado el organismo, que aunque él diga que fue por motivos de salud, las lecturas fue que no aguantó la presión de los desvíos millonarios.

2. En entredicho la reforma de 2014. Se pensaba que con la última reforma electoral al quitarle el poder a los gobernadores para influir en la composición de los consejos de los órganos púbicos locales electorales, estos se iban a fortalecer; lamentablemente la actitud soberbia de Kato vino a confirmar lo contrario, pues durante su mandato, se hicieron grupos al interior del Consejo del IEPC y muchos de sus acuerdos fueron revocados por los tribunales electorales. Hoy le muchos le darán la razón a Rosauro Meza Sifuentes cuando le echó en cara sus errores.

3. La soberbia es mala consejera. Reza un adagio oriental: “¿Quieres conocer a un hombre? Dale poder”. Fuentes cercanas a Kato Rodríguez, aseguran que se guardó en una coraza tipo Samurai y no quiso escuchar a nadie; ni siquiera a su entrañable amigo de feliz memoria, el abogado Hugo García Cornejo, quien fue el que le dio el empujón ante el Consejo General del INE, luego de que le vetaron a su propuesta original, Cristian Flores Garza, quien fungía como Vocal de Capacitación de la Junta Local del INE y que por ser oriundo de Jalisco, no pasó la prueba del ácido. Ahí están las consecuencias.

4. Su sucesor. Sin lugar a dudas, Kato, forma parte de la cuota de tres consejeros del IEPC provienen del INE, por lo que no se debe descartar que su sucesor sea alguien de esa estructura y más en estos tiempos en que debe defender la estabilidad de los OPLE ante la 4T. Si de perfiles experimentados, moderados, prudentes y con mano izquierda que pertenezcan al INE se trata, hay muchos personajes entre los que se pueden considerar a Enrique Torres Cabral, Roberto Herrera Hernández, Carlos Borrego, Pedro Leyva, Juan Manuel González Rangel, Ismael Mejorado, entre otros. A ver quién de ellos se anima a inscribirse en el concurso y pasar toda las aduanas hasta llegar a la entrevista con los consejeros nacionales.

Es triste que esto pase en el órgano garante de los derechos políticos de los duranguenses, que la inestabilidad a su interior ponga en entredicho nuestra democracia constitucional pues un cisma de esta naturaleza, no se recordaba desde que Jorge Herrera Caldera, a través del Congreso del Estado, disolvió el Consejo Electoral del IEPC, allá en 2013 para colocar a sus incondicionales, entre los que figuraba Javier Mier Mier.

Escrito por Alberto de la Rosa

Profesor universitario y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)