Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Lecturas de las acciones contra los negocios de Jaime Mijares

Foto de Contacto Hoy

Las acciones por parte del Gobierno Municipal que encabeza José Ramón Enríquez en contra de los negocios hoteleros y comerciales de Jaime Mijares Salum, tienen lecturas políticas más que administrativas. Veamos por qué:

En primer lugar, tenemos que es una reacción clara del alcalde capitalino ante el registro de Jaime Mijares como precandidato al quinto distrito local por la coalición conformada por el PAN-PRD-MC.

La autoridad municipal tuvo año y medio para investigar y cancelar la obra de Distrito Hampton; curiosamente se dio de manera exprés luego del registro de la precandidatura de su propietario. ¿Hasta entonces se dieron cuenta qué había algo irregular?

Queda manifiesta la inconformidad de Enríquez porque su carta para ese distrito es su director de Fomento Económico, Fernando Rosas Palafox, quien ha comentado a propios y extraños que él jamás ha tenido aspiraciones políticas pero que obedece instrucciones de su superior inmediato.

Igualmente, la estrategia fue generar impactos mediáticos negativos para el líder empresarial que aspira a convertirse en diputado, por lo que no se descarta que prosiga en esa línea, porque además de bajar a su alfil, Rosas Palafox, el hasta hace unos días presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), podría convertirse en un actor político importante que le robe reflectores en la Ciudad de Durango y con ello, se dé una correlación de fuerzas rumbo a los comicios de 2019.

En efecto, Mijares, sería un contrapeso para el presidente municipal por su ascendencia con la sociedad civil, además en caso de resultar electo como legislador local, de inmediato se pondría en la palestra como potencial aspirante a la candidatura del PAN a la alcaldía capitalina en las elecciones del próximo año. El que gana ese distrito se convierte en aspirante natural a la Presidencia Municipal de Durango.

Ante esta situación, es evidente que el expresidente del CCE complicaría el Plan B de José Ramón Enríquez, consistente en intentar reelegirse como alcalde si es que se complican las cosas en sus aspiraciones senatoriales por los precedentes judiciales que se van sentando en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Como podemos apreciar fueron muy evidentes las acciones municipales por la coyuntura electoral, ya el constructor de esa plaza aclaró mediante un comunicado que tiene todos los permisos de construcción en regla y por ende, no proceden los actos de autoridad.

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)