Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Los Amigos Verdes

img_0157.jpg

Desde junio de 2011, los derechos humanos tienen un nuevo paradigma y se refiere a la supremacía legal de los tratados internacionales referentes a los derechos fundamentales y por ende, toda aplicación de normas jurídicas debe hacerse conforme a lo que más convenga a la persona en cuanto a estos derechos se refiere, así como la posibilidad de que el Estado Mexicano sea sancionado por órganos jurisdiccionales supranacionales.

En el concierto internacional de los derechos humanos, hay una tendencia por hacer valer derechos sobre la identidad, en donde una persona que haya cambiado de sexo pueda modificar su nombre; eliminar la discriminación en cuanto al matrimonio y un sinfín de garantías que se exigen a los gobiernos para que el ser humano obtenga su total plenitud.

También ha cobrado fuerza el tema del derecho humano al medio ambiente sano, su contexto social, político, económico y jurídico es explicado profundamente en el libro del doctor Edgar Alan Arroyo Cisneros, editado por Porrúa; pero a la par de la teoría, en la praxis se han tenido noticias de sanciones a países por no brindar condiciones para tener esta condición y se han endurecido las penas a quienes dañen el medio ambiente.

En Durango, quien ha hecho un trabajo interesante es Francisco Franco Soler, pues se ha dedicado a cohesionar todas las organizaciones de la sociedad civil relacionadas con el tema del medio ambiente tales como los defensores de los derechos de los animales, los ecologistas y ambientalistas para realizar una interesante sinergia en exigir a los gobiernos que generen condiciones para el disfrute de un medio ambiente sano, especialmente en la Ciudad de Durango en donde existe una escasa cultura ambiental.

Recientemente, Franco fomentó la creación la organización de la sociedad civil denominada Amigos Verdes y asegura que es con la firme convicción de promover, proteger y exigir el respeto de los derechos humanos, especialmente el del medio ambiente sano. Esto quedó demostrado al estar al pendiente del cuidado y restauración del Río Tunal que fue objeto del más terrible ecocidio del que se tenga memoria, así como en señalar los focos de contaminación en nuestro municipio sin omitir la difusión de reconocimientos de empresas verdes, que emplean insumos biodegradables y no afectan al entorno.

Igualmente, se ha encargado de propagar el conocimiento de las reformas al Código Penal del Estado de Durango sobre la reforma que impulsara el diputado federal para incorporar el castigo a delitos en contra de los animales. Ahora el reto es exigir a la Fiscalía General del Estado que capacite a los agentes del ministerio público y a los elementos de la Policía Investigadora para darle el tratamiento adecuado a la persecución de estos delitos.

Francisco Franco Soler, me platicó que el objetivo de Amigos Verdes es que sus integrantes sean agentes de cambio al convertirse en  promotores y defensores de los derechos humanos; por eso es que acudió a la Comisión Estatal de Derechos Humanos para que sean capacitados y repliquen sus conocimientos en su entorno social.

Agregó que todos tenemos el deber de prevenir las violaciones a los derechos humanos y no hay mejor manera de evitarlas al difundir los derechos y su contenido, para que toda la población conozca lo que señalan la Constitución y los tratados internacionales, pues aseguró que la Corte Interamericana de Derechos Humanos, ha señalado que el deber de la prevención abarca todas aquellas medidas de carácter jurídico, político, administrativo y cultural que promuevan la salvaguarda de los derechos humanos y que aseguren que las eventuales violaciones a los mismos sean efectivamente consideradas y tratadas como un hecho ilícito que, como tal, es susceptible de acarrear sanciones para quien las cometa, que es en lo que se espera a quienes han venido contaminando las aguas del Río Tunal.

Como podemos apreciar, el nuevo paradigma de los derechos humanos ha ido consolidándose en Durango, primero con el matrimonio igualitario que no pasará mucho en que la Corte enmiende la plana al Congreso del Estado y ahora, con la exigencia de garantías para gozar plenamente de un medio ambiente sano.

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)