Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Los aspirantes del PRI al Congreso del Estado

Luego de que el PRI perdiera la gubernatura en 2016, se antojaba que este partido iba a sufrir una catástrofe ya no en cuanto a su reconstrucción sino cuando llegara el proceso electoral 2018, pues difícilmente alguien quisiera ser candidato sin tener la disposición del erario.

Y es que durante el régimen priista se usaba la estructura financiera y burocrática del estado para apoyar las campañas del PRI. Se hacían transferencias a los equipos de los candidatos, y a los servidores públicos se les obligaba a trabajar en las tardes en hacer campañas de territorio a favor de los abanderados del tricolor.

Contrario a esto, resulta que inesperadamente pululan los aspirantes a una candidatura. Para la elección federal ya son de sobra conocidos los nombres de quienes pretenden ya sea brincar de una cámara a otra o bien, seguir en el presupuesto de un cargo en la administración pública federal a un espacio en el parlamento federal.

Sin embargo, como también habrá elección para renovar el Congreso del Estado, también se han apuntado aspirantes a manos llenas. De acuerdo a las listas que circulan en los corrillos de la sede estatal tricolor, se mencionan las siguientes jugadas de ajedrez político:

Daniela Soto, líder estatal del sector popular de su partido, rebasó al regidor Saul Romero Mendoza y se anotó al primer distrito, el cual era el más noble del PRI porque es el territorio en donde abundan las denominadas líderes seccionales, quienes vienen trabajando con Rosas Aispuro desde 2010.

El segundo distrito es de la cuota del sector obrero y ahora la propuesta la hará Ricardo Pacheco. Se habla de que pudiera impulsar al otrora líder estudiantil universitario, Alan González.

El tercer distrito se lo disputarán El Meño Herrera y el hijo de Jorge Herrera Delgado. El cuarto distrito lo pidió Alejandro Gutiérrez como cuota del comité municipal del PRI y el quinto distrito es el Plan B para Martín Vivanco, siempre y cuando no se formalice la alianza con el Partido Verde pues el abanderado sería Pancho Franco.

Rosauro Meza levantó la mano para el sexto distrito, luego de haber rechazado la invitación de Benitez para incorporarse al CDE. En el séptimo distrito se posiciona Ricardo Benavente, ex dirigente estatal del MT y empresario minero de esa región; en ese mismo distrito Ever Mejorado no descarta buscar la reelección y José Ángel Beltrán también lo ve como Plan B si es que la candidatura a diputado federal por el distrito 01 es para Adán Soria, quien cederá su distrito para que lo represente la hija de Ismael. En el octavo distrito se contempla la reelección del hijo de Maximiliano Silerio.

Como podemos apreciar la lista es larga, faltan aquellos que no son considerados por Benítez como es el caso de Nuco León, entre otros; pero lo sorprendente es que pese a que el Revolucionario Institucional es un partido que ya no está formalmente en el poder, sus militantes aún guardan la esperanza de que podrán dar la pelea en contra del poder de la bolsa del Gobierno del Estado.

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

2 Comentarios en “Los aspirantes del PRI al Congreso del Estado”

  1. Juventino Rodarte Solís

    Excelente aproximación con la filtración de que el presidente municipal de Santiago será el candidato pues se acordó que Ever le dejara libre el camino mientras que Ever se enfilaría a la presidencia municipal

    Reply
  2. abel

    Claro que es catastrofe y ya se verå. dado que tendran mucho menos recurso que les daban los curruptos priistas amen que el crimen organizado tal vez al ya no estar en el poder no les apoyarån.

    Reply

Deja una respuesta

  • (will not be published)