Escrito por Antonio Bracho

Abogado litigante. Presidente de la asociación Jóvenes Abogados en Movimiento.

Los políticos del océano rojo

  

​Estrategias de marketing, despachos de asesores, encuestas a modo, alianzas, todo forma parte del derrame económico y de tiempo que los políticos dedican en búsqueda de obtener el poder, pero no se dan cuenta que están nadando en el denominado “Océano Rojo” ese lugar donde todos los tiburones están peleando por las mismas presas, donde se encuentra el alimento, pero son muchos los que la pelean.El político de hoy en día no ha querido aceptar que el ciudadano ya no le cree absolutamente en nada, diga lo que diga, haga lo que haga, no le creen, y se gastan miles de millones de pesos del erario público en campañas electorales para pelearse el escaso 30 o 40 porciento de ciudadanos que salen a votar, y de los cuales la gran mayoría pertenecen a la estructura de un partido político, es decir ya tienen definido su voto.

Los partidos políticos y por ende sus candidatos no han entendido o no han querido entender lo que la ciudadanía está pidiendo a gritos, dos cosas, sencillo, que ya no sean los mismos vividores de siempre del erario público que solo brincan de un puesto a otro, o van y vienen de diputados a regidores como si fueran inamovibles, y dos, que cumplan con su encomienda de representar los intereses del pueblo. Mientras no entiendan eso el sesenta por ciento de la ciudadanía que sigue apática de participar en nuestras “fiestas democráticas” seguirá quedándose en casa esperando la novela o el juego de soccer el domingo de elección.

Ya no es necesario gastar cientos de miles de pesos en un “asesor especializado” traído desde España que es experto en comunicación política y que sabe a la perfección el arte de dominar las mentes y hacerles llegar lo que quieren escuchar, ya no es necesario llenar auditorios o plazas con miles de personas para tomar la fotografía que aparecerá en las primeras planas de los diarios de la localidad, ya no es necesarios hacer photoshop para arreglar la imagen del candidato, porque simplemente la gente no está interesada en la vida política de nuestro país.

Es tanto el enojo y descontento de nuestra sociedad con la situación actual de economía, justicia y corrupción que las estadísticas de levantamientos sociales son realmente escalofriantes, es una realidad que más del sesenta por ciento de la población está dispuesta a salir a las calles para participar en alguna manifestación, incluso hay encuestas que dan a conocer que cerca del veinte por ciento de la población estaría dispuesta a salir a las calles y tomar las armas, cifras realmente preocupantes.

Para que un político pueda nadar en aguas de “Océano Azul” simplemente tiene que dirigirse de manera natural a la ciudadanía, no proponer más de lo que ya por razón común sabemos que no puede cumplir o que no se encuentra en sus facultades, actuar de la manera más normal, sin etiquetas, sin actuación, aceptando que es un ser humano común y corriente, que se encuentre en pleno goce de sus derechos de ciudadano y que simplemente tiene el interés y cuenta con la capacidad de tener el honor de administrar por tiempo definido los bienes del pueblo a través del puesto de elección popular que busca ocupar. No se necesita más, ya la ciudadanía se las sabe de todas todas, y mientras que los políticos no quieran dejar ir el hueso y se amachen a seguir en el poder cueste lo que cueste seguirán nadando en aguas de “Océanos Rojos”.

Mientras tanto en el Purgatorio…  

PAN, PRD y MC quisieron mandar la señal de que están dispuestos a ir en mutuo acuerdo, en una tipo “sociedad conyugal” en búsqueda del gobierno estatal, pero es muy difícil que ese acuerdo pre nupcial se consolide, sabemos muy bien que el Dr. Enríquez quiere ser el candidato a la alcaldía capitalina, al igual que Dorador y que Salum, y cualquiera que no quiera ceder en su pretensión provocará el rompimiento del acuerdo y tendrán que ir en “separación de bienes”, cada quien con sus chivas y que dios lo bendiga.

Para Aispuro cada día se le pone más despejado el cielo, sabe muy bien que no hay candidato o perfil en la oposición que pueda competir al PRI, por lo tanto se pongan o no de acuerdo las cúpulas partidistas él tiene el sartén por el mango y no serán pocos los partidos políticos que quieran refugiarse en su sombra y que vayan con él en candidatura común, y además súmenle que en el PRI siguen sin ponerse de acuerdo, siguen siendo cinco o más los que buscan abanderar la candidatura tricolor a la gubernatura, lo que sin duda dejara muy fracturado el proyecto de unión que necesitan emplear para lograr ganar con los votos de sus estructuras partidistas, con que uno o dos grupos queden molestos esa maquinaria se “desvíela” y empiezan a desacomodarse los engranes que logran que funcione al cien por ciento. ¡El tiempo dirá!

@AntonioBrachoM

 

 

 

 

Escrito por Antonio Bracho

Abogado litigante. Presidente de la asociación Jóvenes Abogados en Movimiento.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)