Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Mala estrategia del Dr. Enríquez

  sorpresivamente se apersonó el doctor Enríquez para decir que la representante de Movimiento Ciudadano se había enfermado por lo que él la sustituiría

Corría el año 2006, se vivía una de las elecciones más interesantes de toda la historia, tanto en el plano nacional como local. En el primero por la inminente posibilidad de que un candidato de izquierda ganara la Presidencia de la República como lo era López Obrador y en el segundo aspecto, porque se disputaba una interesante contienda por la fórmula que representaría a Durango en el Senado de la República.

La contienda para elegir a los representantes de nuestra entidad a la Cámara Alta tenía un distintivo especial pues competían por el PRI los entonces dos proyectos sucesorios del gobernador Ismael Hernández Deras como eran Ricardo Pacheco y Adrián Valles; el PAN postulaba a Rodolfo Dorador que había obtenido su candidatura en los tribunales y por la coalición de izquierda un ex flamante integrante del gabinete estatal que había roto relaciones con el titular del ejecutivo de ese momento.

Fue por el anterior motivo que un grupo de estudiantes de la FADER de ese tiempo, organizamos un foro para escuchar las propuestas de los candidatos que encabezaban las tres principales fórmulas para el Senado. Recuerdo que contamos con todo el apoyo del director de la Facultad, el doctor Enrique García Carranza y del entonces rector, Rubén Calderón Luján para que el acto se celebrara en el Auditorio Universitario.

Nos reunimos con los coordinadores de campaña de los tres candidatos para fijar los acuerdos del Foro, a cuya invitación accedieron sin problema. Entre los puntos establecidos fueron los tiempos de participación, no mencionar que Pacheco y Enríquez habían obtenido la Medalla Benito Juárez porque se ponía en desventaja a Dorador así como que nadie se declarara ganador del evento al día siguiente en la prensa local.

Llegado el día del evento, el doctor Enríquez atiborró el auditorio de seguidores quienes vitoreaban sus intervenciones; ya en su exposición hizo gala de su medalla Benito Juárez y al término del encuentro, envió boletines a los periódicos anunciando que había ganado el Foro.

Posteriormente, el otrora IFE, organizó un debate entre todas las fórmulas al Senado de la República y José Ramón decidió no llevar a su compañero de fórmula el empresario lagunero Francisco León porque le disgustaba su estilo bronco y silvestre de hacer campaña pero además para que no le robara cámara. Ahí el candidato de izquierda se descompuso cuando Rodolfo Dorador anunciaba que Ricardo Pacheco sería su compañero senador porque éste entraría por el principio de segunda minoría y a partir de entonces, se suscitó una guerra sucia entre los candidatos de derecha e izquierda.

Ahora, 2015, volvió a pasar casi exactamente lo mismo pues el día de ayer se iba a realizar en el auditorio de la FECA un Foro en donde los partidos políticos expondrían sus plataformas electorales. El INE, la Coparmex acordaron que aquél representante que no se presentara perdía su derecho de participar y todos aceptaron la propuesta pero cuando estaba por comenzar, sorpresivamente se apersonó el doctor Enríquez para decir que la representante de Movimiento Ciudadano se había enfermado por lo que él la sustituiría en su calidad de presidente estatal de dicho instituto político.

La reacción fue en contra por parte de los demás partidos participantes por lo que le pidieron que se retirara pero también, como en 2006, el auditorio estaba lleno de seguidores del oftalmólogo y con gritos de apoyo a su candidato no permitieron que Hugo García Conejo, representante del INE en Durango, explicara la situación que reinaba en ese momento, por lo que los representantes de los demás partidos optaron por retirarse y decidir la cancelación del Foro.

Sin lugar a dudas, esto obedece a una estrategia de posicionamiento por parte de Enríquez Herrera para obtener atención mediática en donde se hará pasar como mártir de la democracia en donde se realizó un complot por parte de los partidos y fuerzas extrañas para bloquearlo en el foro; sus seguidores dirán que le tuvieron miedo y no quisieron escuchar sus propuestas. Sin duda  que esta pose le da reflectores aun y cuando privó a muchos ciudadanos de escuchar las propuestas de los partidos para esta elección, la cual ha sido una queja constante del grueso de la ciudadanía en que no se han visto planteamientos creíbles para solucionar los miles de problemas que aquejan a nuestro país.

Ni el viaje que realizara ex profeso Adrián Gallardo Landeros y su asesor Ricardo Navarrete desde la Ciudad de México para participar en este Foro, quien se estuvo hasta el final para ver si se podía rescatar el evento así como tampoco valió la inversión que hiciera don Carlos Garza Limón para la cobertura del remedo de debate ni el esfuerzo de la señora Wallander; todo eso no lo sopesó José Ramón, a quien le importó más su estrategia de posicionamiento que propiciar la discusión y la confrontación de propuestas, por lo que no le redituará mucho su estrategia porque se echará en contra al INE, al sindicato empresarial y a la empresa que iba a transmitir el evento; pero ésta es nuestra clase política, #Fail.

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Un Comentario en “Mala estrategia del Dr. Enríquez”

  1. Traven

    Entonces no fue mala la estrategia de Enríquez porque obtuvo atención mediática. ¿O no?

    Reply

Deja una respuesta

  • (will not be published)