Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Memorias de las elecciones locales intermedias

Ángel Sergio Guerrero Mier vino a instituir la costumbre de que todo gobernador debe pensar y trabajar en su sucesión. Desde su sexenio, se entendió este mensaje de que todo titular del poder ejecutivo trabaja en su relevo en las elecciones locales intermedias, específicamente en la de Presidente Municipal de Durango, ya que esta ciudad es la sede de los poderes del Estado.

Fue durante el sexenio de Guerrero Mier, cuando se proyectó a José Rosas Aispuro Torres como candidato a la Presidencia Municipal y a partir de entonces, fue considerado como su potencial sucesor. Finalmente las cosas no le salieron como esperaba al entonces mandatario, en cambio, Aispuro se situó como un fuerte aspirante a la gubernatura que consiguió en 2016, y fue gracias a que tiene su principal capital político asentado en esta ciudad.

Por su parte, Ismael Hernández Deras, a la mitad de su sexenio tomó la decisión de que Jorge Herrera Caldera fuera su sucesor, lo impulsó a la alcaldía y desde allí lo envió a recorrer el estado con una agrupación fantasma de presidentes municipales, hasta que finalmente lo impuso en 2010.

Igualmente, el hijo de don Nabor, en 2013 maniobró para que Esteban Villegas fuera el candidato del PRI a la presidencia municipal; desde ese momento muchos le dieron la lectura que por fin había elegido sucesor y así fue, solo que no contaba con el hartazgo del grupo que representaba Jorge así como las poses soberbias de Villegas, elementos que los llevaron a la derrota en 2016.

Ahora, en 2019, Rosas Aispuro retoma la costumbre “guerreromierezca”, se juega el todo por el todo por Jorge Salum del Palacio pues es el único cuadro consolidado que le queda para pensar en su sucesión gubernamental de 2022; por eso tiene que hacer todo lo que esté a su alcance para que hoy se alce con la victoria y con un holgado margen, pues de lo contrario le daría elementos de impugnación y de martirización a José Ramón Enríquez Herrera.

Traigo esta memoria histórica a cuento, porque hoy se define el futuro de la elección de la capital. Tanto las encuestas como la percepción, es que Salum del Palacio es el puntero en las preferencias, seguido del Dr. Enríquez.

Durante estos 50 días las campañas de esos personajes fueron las que más sobresalieron. El panista por sus ideas “hipsterianas” y de gobernanza como es involucrar a la sociedad civil en la toma de decisiones mediante la creación de consejos que le den transparencia al actuar de la administración pública, destacando el tema de las licitaciones para acabar con los moches; mientras que el Dr. Enríquez en su pose de súper héroe enmascarado, considera que él tiene todas las cualidades para sacar del atraso a la ciudad.

Ambos personajes desplegaron las mejores campañas. Salum como siempre dominando el territorio; Joserra con mucho marketing con la empresa que le trabaja a Alfaro en Guadalajara y haciendo alianzas con los relegados por Pepe Rosaas, sin omitir que le sacó jugo a cualquier coyuntura para hacer presencia.

Sin embargo, valdrá la pena esperar la decisión de la ciudadanía, si le da la confianza al oftalmólogo para que ahora sí se saque la espina y gobierne mejor; o si da un viraje netamente azul en la persona de Jorge Salum del Palacio. No nos desesperemos, ya falta poco para saber.

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)