Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

#MesaCiudadanaDgo: ocho días después 

  Hace exactamente ocho días se realizó la mesa ciudadana que convocara el joven universitario Daniel Hernández Vela y al parecer fue solo un ejercicio de catarsis en donde representantes de los medios de comunicación, organizaciones de la sociedad civil y la academia, vaciaron su enojo en contra del sistema político-electoral mexicano.
Sin embargo, fue un excelente ejercicio que si bien se extendió por la falta de un formato preestablecido, sirvió para sembrar la semilla de la participación ciudadana en cuanto a la observación y crítica de los acontecimientos como fue el caso de la elección federal 2015 que aún no concluye pues se encuentra en la etapa de la calificación judicial.

En la Mesa Ciudadana pudimos escuchar una serie de planteamientos interesantes como las falacias que se han generado en torno a elementos como las candidaturas independientes, la paridad de género y el juego con la inteligencia que hacen los políticos profesionales hacia los ciudadanos; todo para concluir que todo esto deriva en la falta de credibilidad de la ciudadanía en las instituciones y que se ve reflejada en la negativa de emitir el sufragio en cualesquier tipo de comicio.

En la recta final de la Mesa Ciudadana, se puso el tema de qué hacían los participantes en dicho ejercicio para cambiar el estado de cosas, no solamente en cuanto a la expresión de inconformidades y sin lugar a dudas, este es un punto esencial, pues la gran asignatura de hoy en día es la construcción de nueva ciudadanía, la cual debe ser más participativa no solamente en tiempos electorales sino en todo momento, para hacer de la democracia un verdadero estilo de vida.

Es bajo este motivo por el cual Daniel Hernández Vela debe convocar a otra Mesa Ciudadana en donde el objetivo sea la obtención de resultados concretos como la edición de las ponencias presentadas para incentivar la cultura de la participación ciudadana así como la elaboración de una carta compromiso que sea el primer paso para la creación de un ente fiscalizador de los compromisos electorales.

Valdría la pena que todos los participantes de dicho encuentro, se constituyeran en un organismo que supervise y evalúe los resultados de los representantes populares que resultaron elegidos en la jornada electoral del pasado 7 de junio, para exhibir su alto o bajo desempeño en determinados periodos de tiempo.

Esto vendría a impulsar la idea que ha venido difundiendo en sus obras el doctor Edgar Alán Arroyo Cisneros, en el sentido de fiscalizar el cumplimiento de las promesas de campaña hasta llegar a la instrucción de un juicio político en contra de aquellos representantes populares que solo se hayan dedicado a cobrar su sueldo y a fingir demencia.

Además este tipo de ejercicios ciudadanos facilitan la creación de gobiernos abiertos en donde se tome en cuenta el sentir de la población para la toma de decisiones y al haber más interacción de la ciudadanía con el quehacer público, la participación en las elecciones se dará en forma natural.

Por eso es que dinámicas como La Mesa Ciudadana son importantes pero cobran trascendencia cuando tienen continuidad pues ya se empezarían a sentir impactos directos en la construcción de una nueva ciudadanía y conociendo al joven Hernández Vela, seguro estoy que será la primera de muchas mesas ciudadanas que coadyuven en la formación de gobiernos horizontales y abiertos.
@MtroDelaRosa

lecturaspoliticas.com

 

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)